Argentina frena el desplome del peso con el levantamiento parcial del cepo al dólar

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 24 ene (EFE).- El Gobierno argentino logró hoy frenar el desplome del peso al anunciar por sorpresa que volverá a permitir a particulares adquirir divisa extranjera para el ahorro en función de los ingresos declarados, lo que en la práctica supone el levantamiento parcial del llamado “cepo al dólar”.

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, sorprendió a primera hora a los mercados al anunciar que, a partir del lunes, se levantarán parcialmente las restricciones cambiarias que comenzaron a aplicarse a partir de finales de 2011.

Además de permitir el ahorro en dólares previa autorización del Fisco argentino, el Gobierno reducirá del 35 % al 20 % el impuesto que aplica ahora a los billetes de avión y paquetes turísticos internacionales y a la compra con tarjetas de crédito en el extranjero.

El levantamiento parcial del “cepo al dólar” provocó un fuerte descenso de la cotización de la divisa estadounidense en los mercados de cambio informales, que cerró en 12 pesos por unidad, un 8,4 % menos que el jueves, y redujo la brecha con la cotización oficial al 50 %.

En el mercado oficial, el peso se situó este viernes en 8 unidades por dólar, mientras que la Bolsa de Buenos Aires acusó una caída superior al 3 %.

El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, explicó hoy que la flexibilización de las restricciones cambiarias pretende “dar certidumbre” tras la brusca devaluación del peso, que se ha depreciado un 17,47 % frente a la divisa estadounidense en una semana.

Kicillof atribuyó la pérdida de valor de la moneda argentina a ataques especulativos y llegó a señalar al máximo ejecutivo de la filial argentina de la petrolera estadounidense Shell.

“Se vio que hay intereses muy fuertes atentando contra el proyecto económico”, dijo el titular del Palacio de Hacienda.

“Ayer, sorpresivamente, (el dólar) estaba en 7,20 y hubo un pedido de compra de dólares por 8,40, y después se determinó que quien había pedido iba a pagar 8,70, que todos sabemos que fue Shell”, acusó el ministro en declaraciones a Radio Continental.

La compañía estadounidense desmintió a Kicillof y aseguró que llevó a cabo operaciones “de rutina” realizadas “dentro del marco de la ley”.

Tras alcanzar un valor máximo de 8,40 pesos por dólar, la moneda argentina moderó ayer su derrumbe y cerró a 7,75 por cada divisa estadounidense tras la inyección de cien millones de dólares del Banco Central de la República Argentina (BCRA) en el último momento.

Pese a la intervención del BCRA, la caída del peso registrada este jueves fue la mayor en un día desde 2002, cuando Argentina sufría una severa crisis económica que le obligó a abandonar la paridad con el dólar.

Según Dante Sica, economista de la consultora Abeceb, la devaluación se ha visto motivada por la pérdida de competitividad que sufría la economía argentina y por la caída de las reservas internacionales, que se sitúan en 29.263 millones de dólares, su nivel más bajo desde 2006.

En diálogo con Efe, Sica indicó que la depreciación del peso favorecerá las exportaciones, pero también tendrá un “impacto inflacionario” que se verá reflejado en un aumento de precios en el próximo trimestre.

Para el economista Carlos Melconian, la medida confirma el “fracaso” del “cepo al dólar” y pretende “atemperar un poco el problema central, que es de origen fiscal, financiado con emisión de moneda”.

Cadenas de electrodomésticos congelaron hoy provisionalmente la venta de productos a través de internet, igual que agencias de viajes y otros negocios afectados por la devaluación del peso y la flexibilización de las restricciones de compraventa de divisas.

“La gente no puede comprar hoy un lavarropas (lavadora), una heladera (nevera), porque no se sabe su precio”, criticó hoy el alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, quien se ha postulado para la carrera presidencial en 2015.

“¿Cómo van a anular un cepo que dijeron que no existía?”, se cuestionó Macri en rueda de prensa, donde reclamó al Gobierno que “admita sus problemas” para “detener la desconfianza de los ciudadanos”.

“Lo que se discute es quien pagará el ajuste. Y con estas medidas erráticas y continuamente cambiantes, serán los mismos de siempre”, advirtió la diputada socialista Margarita Stolbizer

Elisa Carrió, también opositora, denunció en su cuenta de una conocida red social:”Una vez más en la historia argentina las clases medias de salarios fijos, las pymes, los jubilados y los pobres, pagarán con hambre el costo del ajuste brutal de Cristina Kirchner; vivir en la mentira no es bueno”.

El peso argentino se ha depreciado en los primeros 24 días del año un 34,22 %, más que en todo 2013, cuando retrocedió un 30,92 % respecto al dólar.

Buenos Aires, 24 ene (EFE).- Dirigentes opositores argentinos criticaron hoy el nuevo giro de la política económica del Gobierno y le acusaron de generar más incertidumbre y fracasar en el control de la inflación.

La decisión gubernamental de volver a autorizar el ahorro en dólares según los ingresos declarados “muestra improvisación en las decisiones de política económica” y “genera más incertidumbre futura”, criticó este viernes el equipo económico del Frente Renovador, encabezado por el diputado Sergio Massa.

En un comunicado, el Frente Renovador destacó que las prioridades del Gobierno deberían ser cambiar la tendencia inflacionaria y reducir los precios de forma gradual para “elevar al mismo tiempo los niveles de crecimiento y confianza de la economía”.

“Es como curar una enfermedad terminal con una aspirina”, opinó hoy el diputado opositor Óscar Aguad sobre la flexibilización del “cepo cambiario” a partir del lunes, cuando también se reducirá del 35% al 20% el impuesto aplicado a los billetes aéreos y los paquetes turísticos internacionales y a las compras con tarjeta en el extranjero.

Para Aguad, el principal síntoma del “fracaso de las políticas económicas” del Gobierno es la elevada inflación, que en 2013 fue superior al 28%, según estimaciones de consultoras privadas.

“Para evitar que se siga empobreciendo a nuestra gente y haciendo perder competitividad al país, hay que combatir la inflación sin caer en recetas recesivas”, agregó el diputado de la Unión Cívica Radical.

El alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, cuestionó que el Gobierno decida “anular un cepo que dijo que no existía” y le reclamó que “admita sus problemas” para “detener la desconfianza de los ciudadanos”.

“La gente no puede comprar hoy un lavarropas (lavadora), una heladera (nevera), porque no se sabe su precio”, criticó Macri, quien se ha postulado para la carrera presidencial en 2015.

La diputada opositora Elisa Carrió denunció en su cuenta de una conocida red social: “Una vez más en la historia argentina las clases medias de salarios fijos, las pymes, los jubilados y los pobres, pagarán con hambre el costo del ajuste brutal de Cristina Kirchner; vivir en la mentira no es bueno”.

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, anunció este viernes el levantamiento parcial de las restricciones cambiarias que comenzaron a aplicarse a finales de 2011 y provocaron el auge de un mercado cambiario paralelo en el que el dólar llegó a cotizarse el jueves a trece pesos por unidad.

La decisión gubernamental logró frenar el desplome de la moneda argentina, que cerró a ocho pesos por unidad, y redujo al 50% la brecha entre la cotización oficial y la del dólar paralelo, que este viernes cayó hasta los doce pesos por unidad.

El peso argentino se ha depreciado en los primeros 24 días del año un 34,22 %, más que en todo 2013, cuando retrocedió un 30,92 % respecto al dólar.

Buenos Aires, 24 ene (EFE).- La decisión del Gobierno de Cristina Fernández de levantar parcialmente el llamado “cepo al dólar” se convirtió hoy en el tema del día en las redes sociales en Argentina con la etiqueta “chaucepo”.

“Se levantó el cepo. Así. Sin anestesia”, escribió el periodista Jorge Rial desde su cuenta de Twitter apenas unos minutos después de que se conociera la decisión del Gobierno de permitir la compra de dólares para el ahorro en función de los ingresos.

“Chau dólar barato, chau tarifas congeladas. Hay ficciones y relatos que ya no se pueden sostener”, publicó en su cuenta de Twitter el diputado de la Coalición Cívica y expresidente del Banco Central Alfonso Prat Gay.

“Me parece que es una buena señal que el gobierno haya comenzado a reconocer que hay que hacer correcciones en el ‘modelo"”, escribió el exministro de Economía Ricardo López Murphy en la misma red la red social.

“Es un reconocimiento de que la política de subsidios del gobierno era inequitativa y ociosa”, apuntó en su cuenta el diputado de la conservadora Propuesta Republicana Jorge Triaca.

Entre los internautas argentinos, la decisión del Ejecutivo provocó un aluvión de comentarios.

“Ayer teníamos 45º de sensación térmica y un dólar ilegal a $12,65. Hoy hacen 18º y el dólar legal $8,01. Así es mi país”, publicaba “@DFChris” en Twitter.

“Hoy para festejar saco los dólares de abajo del colchón y los uso para taparme durante la siesta”, agregó el usuario “@javulany”.

“Esta es una medida que pretende apagar un incendio con un vaso de agua”, opinó el usuario Carlos De Rosa en su cuenta, mientras que Paula Valdez publicó: “Ayer la devaluación no fue medida del Gobierno. ¿Y hoy alcanzó los objetivos del plan económico?”

El jefe de Gabinete Jorge Capitanich explicó hoy que la compra de dólares se autorizará “de acuerdo al flujo de ingresos declarados” y que además “se ha decidido disminuir el anticipo del impuesto de las ganancias del 35 al 25 % para el comprador”.

La medida anunciada hoy por el Gobierno, que entrará en vigor el lunes, ha provocado una ligera depreciación del peso al cambio oficial y una leve apreciación, por el contrario, en el mercado paralelo .

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo