Marcas que nadie olvida

Estar en el lugar equivocado, tener un día chocolate Sol, tomarse un tinto y ser amigos, o no tenerle miedo al dolor como Dolorán son algunos eslóganes que marcaron a muchos y pasaron a formar parte de su vida. Tenga el recuerdo de estas marcas exitosas.“¿Está en el lugar equivocado?”“El dolor le tiene miedo a Dolorán”“Chocolate Sol es la energía que nos da vigor”“Nucita, me encanta Nucita y si tú la pruebas te encanta también”“Tomémonos un tinto, seamos amigos”

Por Miren Vitore Magyaroff

“¿Está en el lugar equivocado?”

En los años ochenta y noventa, el eslogan de Davivienda era “la casita roja de Davivienda, donde está el ahorrador feliz”. Pero en un momento todo cambió y la publicidad del banco se llenó de situaciones incómodas con las que muchos se sintieron identificados. El viejito que vio a su hija en paños menores mientras ‘morboseaba’ a otras o el cubrimiento del Mundial de Sudáfrica por el enviado especial fueron algunos de los anuncios que se quedaron en la mente de todos y con los que, a veces, uno se siente en el lugar equivocado.

“El dolor le tiene miedo a Dolorán”

“Adiós, dolores. No, si la que se va es Lolita”. Esta pomada para los dolores ha acompañado a los colombianos durante años, tanto que si tiene algún problema, en ocasiones se ha dicho que se eche Dolorán porque el dolor le tiene miedo.

“Chocolate Sol es la energía que nos da vigor”

Hace años, cuando Carolina Sabino salía en el comercial de televisión diciendo que tenía “un día tenaz” y que tenía que tomar Chocolate Sol, se quedó la maña de decir, cuando había que enfrentar un día pesado, que era uno Chocolate Sol. Y es que para muchos es inolvidable la canción de Chocolate Sol, que terminaba diciendo que era un día que daba vigor.

“Nucita, me encanta Nucita y si tú la pruebas te encanta también”

Un producto de Colombina, que ha prosperado como el Bon Bon Bum, que era una especie de Nutella en la época en que no había tantas importaciones en Colombia, que tenía un clásico anuncio de unas ardillitas que trituraban nueces y hacían chocolate.
 

“Tomémonos un tinto, seamos amigos”

Hasta René Higuita invitó a todos a tomarse un café y a ser amigos, sin hacer escorpiones como en el anuncio de Frutiño. Por otro lado, muchas peleas se acabaron con un tinto. Y es que el Café Águila Roja desde el granito de café que al espejo se miró y el anuncio de Navidad, ha marcado todas las épocas del año. En radio, televisión y hasta prensa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo