Norteamérica compensa la caída de Europa en el tercer trimestre para Ford

Por Publimetro Colombia

Washington, 30 oct (EFE).- Ford anunció hoy una caída del beneficio interanual del tercer trimestre del 1,1 por ciento, pese a que la buena marcha de Norteamérica pudo contrarrestar las pérdidas en Europa, donde la empresa está inmersa en una reestructuración.

Ford obtuvo un beneficio neto de 1.630 millones de dólares entre julio y septiembre, 18 millones menos que en el mismo período de hace un año debido fundamentalmente al pago de más impuestos y la debilidad de las operaciones europeas.

Las pérdidas en Europa pasaron de los 306 millones de dólares en el segundo trimestre a los 468 millones de dólares entre julio y septiembre.

Ford anunció la semana pasada el cierre a finales del 2014 de su planta en Genk (Bélgica), donde desaparecerán 4.300 empleos, para trasladar la producción a sus instalaciones en Almussafes (España), donde ya tiene una planta.

Alan Mulally, el presidente de Ford, dijo hoy que aunque no está siendo fácil, la división europea asume que tiene que reducir su capacidad de producción de vehículos ante la caída de la demanda.

“Creo que la discusión se ha desplazado a un punto más saludable sobre qué hacer para crear un sector viable a largo plazo. Lo más importante que se puede hacer es acomodar la producción a la demanda real y a los vehículos que la gente quiere”, dijo Mulally.

El beneficio operativo del grupo, por actividad ordinaria y después de impuestos, aumentó un 11 por ciento, hasta los 2.163 millones de dólares, pese a que los ingresos totales por ventas cayeron un 3 por ciento y se situaron en los 32.100 millones de dólares.

“Nuestro beneficio trimestral récord en Norteamérica, la aceleración de la transformación del negocio en Europa para volver al beneficio a mitad de la década y la mejora de la cuota de mercado en Asia Pacífico, África y China demuestran que el plan de Ford funciona”, indicó el consejero financiero de la empresa, Bob Shanks.

La compañía destacó que Ford Norteamérica alcanzó su mejor beneficio trimestral antes de impuestos desde el año 2000, cuando comenzó a reflejar de manera desagregada la marcha por regiones.

Por ello, las plantas de Ford en Norteamérica produjeron en el trimestre de julio-septiembre 673.000 vehículos, 17.000 unidades más, mientras que la caída de la producción en Europa fue de 32.000 vehículos, hasta los 319.000.

Los pronósticos de Ford son que la producción en Norteamérica aumente en 50.000 unidades en el último trimestre del año, mientras que en Europa se reducirá en 62.000 vehículos con respecto al mismo período del año anterior, con una pérdida al cierre del ejercicio de unos 1.500 millones de dólares.

Ford dijo que el plan de reestructuración en Europa continuará y se acelerará con el objetivo de que se vuelva al beneficio alrededor de 2015, con un aumento de los márgenes operativo de entre el 6 y el 8 por ciento.

Con este fin, detalló que se cerrarán tres plantas (dos en Reino Unido y la de Genk en Bélgica) y se recolocarán trabajos a otros lugares más eficientes, con ello Europa reducirá su capacidad de ensamblaje en un 18 por ciento, lo que afectará al 13 por ciento de la fuerza laboral.

El cierre de un centro de ensamblaje en Southampton y otra auxiliar en Dagenham, así como la de Genk, supondrán a la compañía un ahorro de entre 450 a 500 millones de dólares.

“Con la industria con caída de ventas del 20 por ciento en 19 mercados en los últimos cinco años y solo un pronóstico de una leve mejora a mitad de década, los cambios en los negocios europeos son estructurales y no cíclicos”, indicó hoy Ford.

El plan de Ford en el Viejo Continente incluye cambios en producto, marca y coste, con nuevos modelos y reducción de inventario en distribuidores a finales de este año.

Suramérica tampoco fue una región próspera para Ford en el tercer trimestre, ya que los ingresos se redujeron de los 3.000 millones de dólares a los 2.3000 millones, con una fuerte caída del beneficio antes de impuestos de más del 90 por ciento hasta unos parcos 9 millones de dólares.

Ford dijo hoy que espera cerrar el 2012 con beneficio operativo, pese a contar con sendas caídas de la cuota de mercado en Estados Unidos, donde ronda el 15 por ciento, y Europa, donde es de un 9 por ciento.

Toronto (Canadá), 30 oct (EFE).- Los conflictos comerciales entre Brasil, Argentina y México están repercutiendo negativamente en los resultados de Ford en Suramérica, dijo hoy la compañía, que también señaló los tipos de cambio y las restricciones para conseguir divisas en Argentina y Venezuela.

Ford anunció hoy que durante el tercer trimestre del año ganó 9 millones de dólares en Suramérica, un 96,7 % menos que en el mismo periodo de 2011.

Bob Shanks, director financiero de Ford, dijo hoy durante una conferencia telefónica con analistas y periodistas: “los tipos de cambio nos están machacando”, en particular el valor del real brasileño que ha sufrido una fuerte devaluación con respecto al año pasado.

Shanks dijo que de los 223 millones de dólares de pérdidas en Suramérica durante el tercer trimestre son atribuidos al tipo de cambio, “la mayoría fruto del real brasileño”.

Pero más allá de los problemas del tercer trimestre, Shanks señaló que los conflictos comerciales entre varios países latinoamericanos están afectando a la compañía.

“Los resultados durante todo el año están siendo afectados por los cambios de política de los Gobiernos, además de los problemas mencionados antes”, dijo Shanks.

Shanks explicó que los resultados del tercer trimestre se vieron afectados negativamente por las restricciones al acceso a divisas en Argentina y Venezuela.

“Tuvimos una producción menor a lo normal en Venezuela por los problemas de acceso a dólares debido a las restricciones impuestas en los mercados y la planta (de montaje de Valencia, en Venezuela) no produjo durante un par de meses”, señaló Shanks.

Respecto al conflicto comercial entre Brasil y México, Shanks explicó que “básicamente han suspendido el acuerdo de libre comercio y han impuesto cuotas que son más bajas de las que habría con la libre demanda. Eso nos está afectando en el corto plazo”.

“Ahora tenemos la misma situación entre Argentina y México. Estamos trabajando en un acuerdo que pueda poner en marcha una especie de cuota. Pero de momento tenemos tarifas más elevadas que han sido impuestas por los dos gobiernos desde que los argentinos decidieron suspender el acuerdo de libre comercio”, terminó señalando.

Ford también reconoció que la producción del modelo Eco Sport, en Brasil, y el Ranger, en Argentina, quedó afectada por problemas de suministro de componentes, pero que la situación está en vías de solución.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo