Los rumores sobre los avances en la cumbre europea frenan la caída en Wall Street

Por Publimetro Colombia

Nueva York, 28 jun (EFE).- Los rumores sobre posibles avances en las negociaciones de la crucial cumbre de la Unión Europea en Bruselas consiguieron frenar en la recta final de la jornada la caída en Wall Street, que había reaccionado con marcadas pérdidas al aval a la reforma sanitaria por parte del Tribunal Supremo de EE.UU.

El Dow Jones de Industriales, que había llegado a dejarse cerca de 180 puntos hacia la media sesión, recortó sus pérdidas en la última hora de contrataciones hasta los 24,75 puntos o el 0,2 %, con lo que cerró el día en las 12.602,26 unidades.

También echaron el freno a su descenso los otros dos principales índices del parqué neoyorquino, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que perdieron el 0,21 % y el 0,9 %, respectivamente, este último presionado por el descenso del sector tecnológico.

Los números rojos se hicieron desde el primer minuto de la sesión con Wall Street, que vio con decepción los datos finales sobre el Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense relativos al primer trimestre del año, que confirmaron el cálculo preliminar de una expansión del 1,9 %.

El dato supone que el crecimiento de la mayor economía mundial se desacelera, puesto que en los últimos tres meses de 2011 el PIB creció el 3 % y da argumentos a quienes dudan de la fortaleza económica de este país para seguir reduciendo el desempleo, actualmente en el 8,2 %.

Los inversores tampoco encontraron alivio en las solicitudes de subsidio por desempleo, que retrocedieron en 6.000 para colocarse en 386.000, un moderado descenso que apenas indica cambios en las condiciones del mercado laboral estadounidense.

Pero el detonante de las fuertes pérdidas en Wall Street fue la decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. de declarar constitucional la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, lo que permitirá que siga adelante la obligación de contratar un seguro médico privado.

La decisión provocó que los valores vinculados con la sanidad llegasen a caer en su conjunto más de un punto porcentual, liderados por empresas como WellPoint (-5,17 %), Aetna (-2,71 %) o Cigna (-2,69 %), aunque finalmente el descenso del sector se moderó hasta el 0,31 %.

Pese a que el aval del supremo a la reforma sanitaria de Obama centró la atención en esta cuarta jornada de la semana, los inversores no se olvidaron de la esperada cumbre de líderes europeos que arrancaba hoy en Bruselas la presión de los mercados de deuda sobre España e Italia como telón de fondo.

La falta de expectativas sobre el Consejo Europeo debido a la negativa alemana a los llamados eurobonos marcó tanto los días previos como el inicio de la cumbre, por lo que las bolsas europeas cerraron sin una tendencia clara, también a la espera de que se conocieran sus resultados.

Madrid subió el 0,82 % y Milán el 0,67 %, mientras que bajaron Fráncfort (-1,27 %), Londres (-0,56 %) y París (-0,37 %), entre otras.

Sin embargo, en la recta final de la sesión de los mercados neoyorquinos se comenzó a rumorear que la canciller alemana Angela Merkel había cancelado la conferencia de prensa que tenía previsto dar esta noche, lo que fue suficiente para hacer creer a los inversores que se avanzaba en las negociaciones para una solución a la crisis de deuda.

La esperanza consiguió que Wall Street se deshiciera de buena parte de las pérdidas que había registrado esta jornada, en la que el sector energético logró subir un 0,36 % pese a la caída del 3,14 % que registró hoy el crudo de Texas, que acabó a su nivel más bajo desde octubre pasado.

Desde el ámbito empresarial el protagonismo se lo llevó el banco JPMorgan Chase, que lideró las pérdidas del Dow Jones con una caída del 2,45 % después de que el diario The New York Times asegurase que sus pérdidas por las arriesgadas operaciones de derivados de su oficina en Londres podrían ascender hasta los 9.000 millones de dólares.

También estuvo en el punto de mira News Corporation, el imperio del australiano Rupert Murdoch, que finalmente anunció que ha aprobado dividirse en dos compañías diferentes, una dedicada al entretenimiento y otra a la prensa escrita, como consecuencia del escándalo de las escuchas telefónicas.

Los inversores “vendieron” hoy la noticia (bajó el 1,43 %) después de haber “comprado” el rumor el martes pasado, cuando sus acciones subieron el 8 %.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo