logo
Deportes
/ EFE / EFE
Deportes 01/09/2021

La estelar Francia no pudo en casa ante Bosnia Herzegovina

El seleccionado francés estuvo comandado por el tridente de ataque conformado por Mbappé, Griezmann y Benzema, escoltados por Pogba.

Francia no logró hacer valer su condición de local ante Bosnia Herzegovina en el cuarto compromiso de clasificación rumbo al mundial de catar 2022.

La expulsión de Jules Koundé en el minuto 51 lastró a la selección francesa, que registró un inesperado empate (1-1). El traspiés, de momento, no compromete el primer puesto de los Bleus para acceder directamente al mundial de Catar.

Edin Dzeko adelantó en el 36 a Bosnia, mientras que Antoine Griezmann igualó para Francia cuatro minutos después, tras la consulta con el VAR.

Francia sigue líder del grupo D, con ocho puntos, cuatro más que Ucrania, su próximo rival el día 4.

El primer tiempo reflejó la impaciencia de Francia, herida por la eliminación prematura en la última Eurocopa ante Suiza.

Al tridente Mbappé-Benzema-Griezmann no le faltó actitud, aunque sí acierto. Lo que seguro que no hubo fue sintonía con el centro del campo, que contaba con Paul Pogba, pero no con N’Golo Kanté ni Tolisso -ambos lesionados-. El debutante Vertout (Roma) y el atlético Thomas Lemar no cumplieron.

Vea también: ¡Imparable! Cristiano Ronaldo es el máximo goleador de selecciones en la historia

Benzema arremangándose en defensa; Mbappé no paraba de intentar explorar su velocidad por el flanco izquierdo; y Griezmann se mostraba disponible.

En remate casi sin ángulo al palo del meta bosnio, obra de Mbappé, fue lo más destacable de la primera media de juego. Muy poco para la campeona del mundo.

A los seis minutos, Bosnia enseñó cómo hacerlo fácil. Una mala entrega de Lemar dejó en bandeja una contra de los balcánicos. Dzeko, de potente zurdazo, sumó el primero, el 60 tanto con su selección.

A sus 35 años, el nuevo delantero del Inter demuestra que su idilio con las redes no se ha terminado.

Cuatro minutos después, en el 40, una carambola y el VAR ayudaron a los dos veces campeones del mundo a empatar. Griezmann remató con la espalda, gracias a un rebote inesperado, y el balón fue mordido a la meta de Sehic, después de tocar en la cadera de un bosnio. El cuero superó la línea de gol por poco: 1-1.

En el segundo periodo, Didier Deschamps sentó a Lemar y dio pase a otro debutante, el medio todoterreno del AS Mónaco, Tchouameni. Refrescar las ideas de un medio del campo a merced de un Pogba demasiado impreciso era el plan.

Sin embargo, la expulsión de Koundé en el 50 lo cambió todo. El lateral derecho del Sevilla hizo una entrada a destiempo a Kolasinac, quien se marchó lesionado. El árbitro consultó con el VAR y concedió la roja directa.

Si a Mbappé no pareció haberle afectado su frustrado pase al Real Madrid, viendo el empeño que puso en el campo, Koundé, que acabó por no ser transferido al Chelsea, dio la sensación de estar mucho menos centrado.

Con uno menos, Francia no desentonó. Conservó la posesión y se mostró más incisiva que cuando estaban en igualdad numérica. Deschamps quiso aportar energía con la entrada de Coman y Matial, por Griezmann y Benzema.

Pero Estrasburgo, donde la selección no jugaba desde hace 25 años, no trajo suerte, y el empate dejó satisfecha a Bosnia y tocado a los locales.