logo
Deportes
/ EFE / EFE
Deportes 15/07/2021

En busca de dopados. Cacería nocturna en el Tour

Pesquisas nocturnas ante sospechas de “adquisición, transporte, tenencia o importación” de “sustancias o métodos prohibidos con fines de uso deportivo”.

La Fiscalía de Marsella tiene abierta una investigación por la supuesta utilización de sustancias dopantes por el equipo Bahrain, cuyo hotel en la etapa del Tour del miércoles, cerca de Pau, fue objeto de un registro por parte de la Gendarmería.

En un comunicado publicado este jueves, la Fiscalía de Marsella indicó que la investigación se abrió el pasado 3 de julio, una semana después del inicio del Tour de Francia.

Los investigadores sospechan la comisión de delitos de “adquisición, transporte, tenencia o importación” de “sustancias o métodos prohibidos con fines de uso deportivo” en el Bahrain, equipo que participa en la ronda francesa.

Fue en el marco de esa investigación que se llevó a cabo el registro en el hotel que ocupaba la formación en las afueras de Pau al término de la etapa 17.

Según el Ministerio Público, los gendarmes examinaron las habitaciones del hotel ocupadas por miembros de ese equipo, que dormía en el hotel Novotel, situado en Lescar.

“La investigación preliminar continúa con el fin de determinar la realidad o no de las infracciones que motivaron su apertura”, prosiguió la Fiscalía, que insistió en que esas pesquisas “no presuponen la existencia de infracciones penales” y en que hay que respetar la presunción de inocencia.

El registro comenzó hacia las 22.00 horas cuando 25 agentes llegaron al hotel, en el que también se encontraban otros equipos, como el español Movistar.

El Bahrain confirmó en un comunicado que los gendarmes les comunicaron la intención de efectuar esa operación sin informarles del motivo.

La llevaron a cabo agentes de paisano que solicitaron material informático, según el Bahrain, y duró más de tres horas.

Sin detalles de lo encontrado

La Fiscalía no confirmó si se encontraron elementos que confirmen las sospechas, ni si los agentes se incautaron de objetos o sustancias dopantes en su visita al Bahrain.

El director deportivo del equipo, Vladimir Miholjevic, recordó que su formación “está comprometida al más alto nivel con el cumplimiento profesional de todos los requisitos reglamentarios y siempre colabora”, aunque se quejó de las consecuencias que la operación tuvo sobre el descanso de los ciclistas.

Se da la circunstancia de que la Fiscalía de Marsella ya abrió el año pasado una investigación por delitos similares sobre el Arkea, lo que motivó el registro del hotel de la formación en la pasada edición del Tour en la localidad de Meribel, cerca de los Alpes.

En concreto, entonces se registraron las habitaciones del colombiano Nairo Quintana y de su hermano Dayer, que también disputó ese Tour.

Un masajista y un médico, que estaban también en la ronda gala con los colombianos, fueron arrestados un día después del final del Tour y liberados sin cargos tras 24 horas.

La investigación, que se mantiene abierta, no ha dado por el momento lugar a otras diligencias.

EFE