logo
Deportes
/ Twitter / Twitter
Deportes 14/04/2021

¡Así tenía el tobillo Fede Valverde minutos antes de enfrentar al Liverpool!

#Fotos ¡Qué valiente! El uruguayo decidió jugar y fue figura.

¡Así tenía el tobillo Fede Valverde minutos antes de enfrentar al Liverpool!

¡Un valiente! Federico Valverde deja la vida por el Real Madrid y si faltaba alguna prueba, en Anfield la dio con lujo de detalles. En medio de los problemas de Zinedine Zidane para armar la titular, el uruguayo alzó la mano y dijo presente para jugar donde se le necesitara. El DT lo puso como lateral derecho.

¿Qué tiene eso de extraño? Pajarito no estaba en condiciones para jugar. Su tobillo quedó muy lastimado tras el clásico ante el Barcelona, el sábado anterior, pero decidió infiltrarse y actuar ante las ausencias de Dani Carvajal y Lucas Vásquez, lo mismo que la falta de confianza de Zizzou en Álvaro Odriozola.

Valverde fue una de las figuras del Madrid en el empate a cero ante el Liverpool, recibiendo aplausos de la hinchada en redes sociales. No obstante, fue su pareja Mina Bonino la que decidió revelar cómo estaba el tobillo del charrúa a 15 minutos de saltar al terreno de Anfield Road.

Ahora, Valverde podría tener un descanso en el juego por Liga ante el Getafe. Se lo merece. Su actitud logró que el Real Madrid se meta en semifinales y bajara al Barcelona en el campeonato español.

REAL MADRID LE APAGÓ LA LUZ AL LIVERPOOL

¡Esto es Anfield! Aunque no tenga gente en las tribunas producto de un virus que calló el ruido, pero no la pasión, el templo de Merseyside tiene esa mística que hace que Liverpool confíe. Incluso en los peores momentos, como este en que el equipo local estaba 3-1 abajo ante el encopetado Real Madrid.

Respetando ese escudo, Liverpool salió a hacer posible el milagro. La enjundia con la que salió desde el vamos el equipo de Jürgen Klopp, a ritmo de heavy metal, hizo que el olor a remontada se sintiera en Anfield. Sin embargo, alguien se tapó las fosas nasales y con insensibilidad le cerró las puertas a los Rojos: Thibaut Courtois.

Desde el minuto uno, el belga le avisó a los delanteros rivales que era su noche, negándole goles casi hechos a Mo Salah y James Milner en apenas diez minutos de juego. Las atajadas del portero aplacaron la rebeldía roja, que aunque superior en los primeros minutos siempre chocaba contra un frontón.

Para colmo, la mala puntería también hacía lo suyo. Georginio Wijnaldum y el mismo Salah pudieron apretar el marcador global, pero a sus remates les faltó tiza. Al Liverpool se le agotaba el tiempo y a falta de 45 minutos de 180 posibles, seguía dos goles por debajo.

Del Real Madrid se vio su cara menos lúcida. No es que jugara mal, pero sí resignó atacar. Con un recaudo de dos goles, el equipo de Zinedine Zidane apeló a las contras aisladas de Vinicius Junior y Karim Benzema, no tan finos como en la ida. La clasificación se conseguía, aunque no con mucha ambición.

‘All in’. A falta de media hora, Klopp jugó sus restos metiendo a Thiago y Diogo Jota. Era el momento de todo o nada. Sin embargo, a veces más es menos. La voracidad británica se fue apagando con los cambios y cada vez el Madrid se fue sintiendo más cómodo.

Con la vergüenza de un campeón, Liverpool lo intentó hasta el último minuto. Pero en su interior sabía que cada que expiraba el tiempo, su destino era uno solo y bien librado se lo tuvo. El Madrid le enseñó la puerta de salida y de paso, le apagó la luz mientras caminaba solo en la oscuridad.

¡Así tenía el tobillo Fede Valverde minutos antes de enfrentar al Liverpool!