logo
Deportes
Franco Armani / Archivo Getty Images
Deportes 16/03/2021

Los increíbles números de Franco Armani frente a Boca Juniors

Mucha tinta sigue corriendo después del empate 1-1 en el superclásico argentino del pasado domingo, en el que River celebró un empate en casa de Boca Juniors con una actuación notable del recordado Franco Armani, arquero ídolo de Atlético Nacional, con el que fue campeón en Colombia y en la Libertadores de 2016.

Armani llegó a River en 2018 y desde entonces ha disputado nueve superclásicos frente a Boca Juniors, de los cuales sólo perdió uno: la vuelta de semifinales de 2019 cuando River Plate cayó por 1-0. Los otros ocho partidos se reparten en cuatro victorias y cuatro empates.

Para todos los partidos puedes apostar y consultar, entra a www.mozzartbet.com.co, donde también podrás encontrar toda su oferta deportiva. Aprovecha las promociones y cuotas que tiene Mozzartbet Colombia y gana con ellos apostando.

“Claro, los números hablan por sí solos, pero tienen respaldo en atajadas que no se olvidarán: la más emblemática acaso haya sido aquel mano a mano sobre la hora en la final de ida de la Copa Libertadores eterna en La Boca, cuando salió a comerse a Benedetto y le adivinó el tiro. Esa acción ya es parte de la historia y tal vez haya superado a los penales atajados de Barovero a Gigliotti y de Roma a Delem como la salvada más importante de todos los tiempos en los River-Boca“, escribió el periodista Ariel Cristófalo en su columna en el Diario Olé.

El columnista recuerda que Armani pudo pasar de Atlético Nacional a Boca Juniors gracias a la recomendación de Oscar Córdoba, pero que el club xeneize lo rechazó y ahí fue cuando River decidió invertir en él, con lo que cada atajada es una pequeña revancha para Franco: “Sí, Armani está para los partidos importantes. Para las finales -en la última contra Racing salvó al equipo cuando el partido no estaba roto- y para los clásicos, que a veces son lo mismo. A esta altura ya es un cuco para Boca, que a cada revolcada del Pulpo recordará que en su momento eligieron no invertir en él. Hoy lo sufren…”.