Ciclismo

Del Zipa Forero a Javier Jamaica: Una breve historia del KOM de patios

El Alto de Patios es un verdadero referente del ciclismo bogotano. Para la mayoría de los aficionados que apenas inician en este deporte, subir a Patios es uno de sus principales objetivos, mientras que, para los ciclistas más avanzados, este mítico alto es un paso obligado para sus entrenamientos semanales. Se calcula que cada domingo más de 6000 bogotanos se ponen cita para escalar los 5,9 kms, según el segmento en Strava, de ascenso entre el punto conocido como Belisario hasta el letrero que anuncia el Peaje “Los Patios”, en la vía que conduce al municipio de La Calera.

PUBLICIDAD

En la mente de estos miles bogotanos priman los deseos por vencer una vez más a este pequeño coloso que se alza al oriente de la ciudad, y además la preocupación de bajar su tiempo, o, en el peor de los casos no hacer un tiempo peor. Lo cierto es que, con el auge de la tecnología, el registro de los recorridos y del desempeño de los atletas se ha vuelto cada vez más común, lo que ha derivado en una especie de competencia infinita para determinar quién consigue el mejor registro, y en el caso de la popular plataforma Strava, quien consigue ser el nuevo KOM o rey de la montaña, que lo acredita como el mejor de todos en ese recorrido. 

Hoy, con motivo del reciente Récord del bogotano Javier Jamaica del equipo Colnago CM quien impuso un tiempo de 14 minutos con 44 segundos, vale la pena repasar brevemente la historia de los mejores tiempos en el Alto de Patios.

En busca del primer K.O.M en el Alto de Patios

Durante los últimos años hemos sido testigos de numerosos intentos por batir el récord de ascenso al Alto de Patios; el registro de los mejores intentos en plataformas como Strava ha facilitado y motivado estos empréstitos. Sin embargo, hasta hace poco los datos de los récords anteriores no eran muy claros y lo poco que se sabe dependía del relato de los locutores y cronistas deportivos, a falta de una evidencia de los tiempos.

No obstante, un viaje por la historia nos permite saber que el título del primer Rey de la montaña de nuestro querido Alto de Patios corresponde a dos de las primeras glorias que permanecen en el recuerdo del ciclismo bogotano; me refiero entonces a Efraín el “indomable Zipa” Forero y a Efraín “El cura Rozo”.

Era diciembre del año 1950 y la liga de Cundinamarca, que se había fundado en la década anterior, organizó la “Prueba ciclista de Montaña”. La prueba constaba de 15 kilómetros desde la calle 26 con Carrera Séptima hasta el Alto de Patios. Los mejores corredores de la época acudieron al llamado, entre ellos estaban Efraín Forero, la revelación del año anterior; Efraín el Cura Rozo; Roberto El “Chato” Sarmiento; Jaime Torres; Antonio Caro; Miguel Vivas y Carlos Buitrago, entre otros.

PUBLICIDAD

La carrera partió con normalidad hasta afrontar el ascenso. A los dos kilómetros de haber empezado la subida, el indomable Zipa apretó el ritmo y empezó a descolgar a sus contendores, a excepción del Cura Rozo, quien se pegó a su rueda hasta el final de la subida. El final de la etapa se disputó en un apretado sprint, en donde, a falta de photo finish, fue imposible verificar el ganador, por lo que el resultado de la competencia fue declarado empate. Ambos corredores demoraron 38 minutos y 52 segundos en completar la etapa empleando un tiempo aproximado de 24 minutos subiendo los 7 kilómetros desde la carrera séptima hasta el Alto de Patios. Estos dos corredores pueden ser considerados los primeros reyes de la montaña.

Efraín “El Cura” Rozo y Efraín “El Zipa” Forero, ganadores de la prueba ciclista de montaña al Alto de Patios. Fotografía: El Tiempo 18 de diciembre de 1950

Los gloriosos años 80.

A partir de la década de 1970 los escarabajos asaltaron el pelotón internacional y el ciclismo colombiano vivió una nueva época dorada. Una ola de carreras y competencias propiciaron un ambiente de profesionalismo nunca antes visto en el ciclismo colombiano, y nuevamente el Alto de Patios fue escenario de gestas casi imposibles de creer. Diversas competencias eligieron este alto como escenario de varias etapas contrarreloj que, por supuesto, se prestaron para intentar hacer los mejores registros.            

Era 1986, se cumplía la tercera etapa del III Caracol de la montaña, e Israel Corredor se perfilaba como uno de los favoritos en la prueba por encima de Pablo Wilches; incluso la prensa lo catalogaba como la competencia directa de Lucho Herrera en la Vuelta a Colombia del mismo año. La etapa arrancó en frente de la estación del Funicular de Monserrate y se dirigió al Alto de Patios por toda la Avenida Circunvalar. A la altura de la calle 85 el reloj empezó a contar y el “Pinocho” Corredor, batió el récord del ascenso a Patios imponiendo un tiempo de 14:02 desde la calle 85 con Carrera Séptima hasta la cumbre de la subida, un tiempo que hasta la fecha no se ha podido romper.

Israel “Pinocho” Corredor a su llegada al Alto de Patios en la III etapa del Caracol de la Montaña en 1986. Fotografía: El Tiempo: 13 de octubre de 1986

Los tiempos actuales

Pasaron algunos años desde que empecé en el ciclismo hasta la llegada de Strava. El primer KOM que conocí entre Belisario y Patios fue el de “Tin Tin”, Gabriel Corredor, con un tiempo de 16:36, si mal no recuerdo. Por algunos años nadie se atrevió a bajar ese tiempo hasta que en diciembre de 2018 el ciclista aficionado Giovanni Malaver bajó el tiempo a 16:02 convirtiéndose en el nuevo rey de la montaña. En 2019, el actual bicampeón mundial de Maratón en ciclismo de montaña, Leonardo Páez, impuso un tiempo de 15:47, y en Julio de 2020 Santiago Buitrago impuso un tiempo de 15:16.

Recientemente un grupo de ciclistas aficionados se dieron cita para intentar batir nuevamente el récord, en el que se impuso David Molina como el nuevo rey de la montaña con un tiempo de 15:11. Sin embargo, el titulo no le duró ni un mes, pues el pasado 2 de marzo el ciclista bogotano Javier Jamaica, corredor del Colnago CM Team, impuso un récord al parar el cronometro en 14:44 con motivo de su cumpleaños número 25.

Los inicios de un grande

Conocí a Javier Jamaica a mediados de 2016 cuando empecé a escuchar comentarios de mis conocidos acerca de un muchacho con bastantes condiciones para la escalada. Como muchos de nosotros, Javier empezó en el ciclismo en una modesta bicicleta de montaña en la que se transportaba y con la cual empezó a entrenar e incluso a competir. Para ese momento Javier subía Patios en 19 minutos en su bicicleta MTB y, quienes sabíamos de él, pronosticábamos una verdadera promesa del ciclismo.

Uno de sus primeros triunfos fue precisamente encima de su bicicleta de montaña, cuando se coronó subcampeón de la I Clásica Ciclista Universitaria organizada por un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional, alma máter de Javier, entre los que resalta Erick Bolaños. Jamaica, a falta de una bicicleta de carretera, se inscribió en la categoría de ruta, perdiendo sólo unos segundos en la primera etapa contrarreloj en el circuito de Canoas, en Soacha. En las etapas planas aguantaba el ritmo de sus contendores y en algunas ocasiones se encargaba de tirar del pequeño pelotón que participó.

Javier Jamaica tirando del pelotón en la I Clásica Ciclista Universitaria en 2016. Fotografía: Erick Jonier Bolaños
 Javier Jamaica en la segunda etapa en la I Clásica Ciclista Universitaria en 2016. Fotografía: Erick Jonier Bolaños

En la última etapa, desde Santadercito hasta el mítico Alto del Romeral en el municipio de Sibaté, Jamaica ocupó el segundo lugar, luego de una frenética subida en la que tuve el honor de participar como compañero de fuga, aventajando por varios segundos a los favoritos y remontando varios puestos en la general, quedándose así con el segundo lugar. Una hazaña que quizá nunca vuelva a ver y que ratificaba el talento y la ambición de este corredor. Luego de su magnifica exhibición en esta clásica, Javier logró conseguir su primera bicicleta de ruta, lo que abrió un nuevo mundo de posibilidades.

Ganadores de la I Clásica Ciclista Universitaria en 2016. A la derecha Javier Jamaica que ocupó el segundo lugar en una bicicleta de montaña. Fotografía: Erick Jonier Bolaños

Tiempo después supe que Jamaica corrió la Vuelta a la Juventud, y que, además, estaba corriendo en los chequeos de los miércoles que se organizaban desde el cruce de Subachoque hasta el Alto del Vino en circuito de varias vueltas. Allí protagonizó varias escapadas y tremendos ataques en la montaña con algunos corredores del desaparecido Manzana Postobón, y lo más selecto del ciclismo local. Poco a poco los esfuerzos de su dedicación iban dando frutos. Ingresó al equipo de la Fundación Depormundo que le permitió participar en carreras de mayor nivel como clásicas y vueltas departamentales.

Jamaica debutó en los campeonatos nacionales de ciclismo, luego la Vuelta a Colombia y el año pasado, en su tercera participación en el clásico RCN, se llevó la 6ta etapa entre Pereira y Riosucio, por encima de grandes exponentes del pedalismo nacional como José Tito Hernández y Oscar Sevilla; una hazaña que nos llena de orgullo a los que de cerca o de lejos seguimos su trayectoria desde hace unos años. Aunque lo sigo en sus redes sociales, volví a saber de Javier Jamaica cuando se anunció su intención por romper el récord de Patios, logro que suscitó acaloradas discusiones sobre la validez de esta hazaña. Si bien es cierto, y para la tranquilidad de algunos críticos acérrimos, el récord de Israel “Pinocho” Corredor sigue sin batir, no es menos importante la nueva marca impuesta por Jamaica.

Sin ánimo de ahondar más en estas discusiones, es importante mencionar que ambos récords fueron hechos en épocas distintas y en condiciones distintas y que de los récords de los años 80 no sabemos nada más que lo que nos cuentan algunos periódicos, cronistas deportivos y, por supuesto, los directamente implicados: los grandes ciclistas de aquella época dorada de nuestro deporte insigne.

Lo cierto es que la historia del mejor registro del ascenso a Alto de Patios se sigue escribiendo, mientras miles de personas sigan encontrando en esta subida la motivación para seguir pedaleando y para respirar un aire más puro, lejos del caos citadino a más de 3000 metros de altura. El “Zipa Forero”, un empleado de una planta de soda, encontró en su bicicleta una motivación que lo llevaría a ser campeón nacional de ciclismo, campeón de la I Vuelta a Colombia, campeón bolivariano y, desde la opinión de quien escribe este artículo, también el primer rey de la montaña en el Alto de Patios.

Jamaica, actual rey de la montaña en Patios y seguramente en muchos otros segmentos en Strava, se afianza aún más en el ciclismo nacional. Su reciente récord nos indica su gran estado de forma y que, como él mismo lo dice, el 2021 es el año de su confirmación. Una vez más se nos viene a la mente la célebre frase de Esteban Chaves: “los sueños si se cumplen”, y nuestro querido Javier está viviendo el suyo. 

Participantes de la I Clásica Ciclista Universitaria en 2016. Javier Jamaica segundo de izquierda a derecha. Fotografía: Erick Jonier Bolaños

Por: Julián Andrés Alfonso Sánchez @acerocaballito

PUBLICIDAD

Tags

Lo Último


Lo que debe saber