¡Nublado el horizonte! Colombia tuvo una tarde gris y fue goleada por Uruguay (0-3)

Por Román Gómez

Toda Colombia en las tribunas del Metropolitano, desde espíritu. La Selección necesitaba del apoyo general para ganarle a un duro Uruguay, en uno de los partidos más destacados de la tercera jornada de las Eliminatorias Sudamericanas Catar 2022.

Una vez más, Carlos Queiroz apeló a jugar con el 4-3-3 inamovible, con James Rodríguez a la derecha y Luis Fernando Muriel a la zona izquierda. La sorpresa en la alineación titular fue la posición de Juan Guillermo Cuadrado como lateral derecho. Esquema ofensivo para la Tricolor, ante una Uruguay con doble línea de cuatro.

Sin embargo, aunque la táctica era clara, el equipo nacional no podía construir juego. Las cosas se pusieron más complicadas cuando a los cinco minutos Edinson Cavani puso el primero para los visitantes. La Celeste, jugando de blanco en Barranquilla, comenzaba a ganar.

El peso del partido debía ser ahora de una Colombia sin ideas. Por eso, Queiroz metió mano al equipo y lo sacó a Wílmar Barrios en virtud de Luis Díaz. El cambia táctico favoreció a James Rodríguez, quien pasó a jugar a la mitad del campo. Así se vieron los mejores minutos nacionales, antes del final del primer tiempo.

Con esa inercia, Colombia arrancó la segunda mitad. La consigna era empatar y con un cabezazo de Duván Zapata se estuvo cerca, pero entre el palo y el portero charrúa lo evitaron. Aún confundido, la Tricolor aspiraba en cualquier momento a empatarlo.

Sin embargo, una falta muy dudosa de Jeison Murillo sobre Rodrigo Bentancur generó un penalti que mató el partido. Luis Suárez no falló y a otra cosa, mariposa. Uruguay se llevaba los tres puntos del Metropolitano de Barranquilla.

Aunque Queiroz mandó en un acto de desespero a Edwin Cardona a la cancha, no hubo forma. De hecho, Darwin Núñez liquidó el partido y sentenció con 0-3 terrorífico. Tarde para olvidar de Colombia, que sabe que el camino a Catar es largo y pedregoso.

Loading...
Revisa el siguiente artículo