El deporte colombiano escribe sus páginas más exitosas gracias a la raza negra

Por Román Gómez / Sebastián Gómez

#BlackLivesMatter y el deporte colombiano sí que lo sabe. Como en ningún otro ámbito del contexto nacional, la raza negra se impone en cada justa competitiva demostrando su valía y con sus triunfos mandar un mensaje de igualdad y que ayude a erradicar el racismo, que por desgracia continua existiendo.

Aquellas jornadas en las que las pesas, el atletismo o el boxeo se colgaron las medallas olímpicas, o las corridas de Freddy Rincón o los goles de Leider Preciado, Faustino Asprilla o Duván Zapata, cada vez son mayores y contribuyen a reducir una brecha social que no debe existir, pero que a día de hoy se mantiene como un flagelo a erradicar.

Cuatro referentes de la raza negra que están en el Olimpo del deporte colombiano hablaron con PUBLIMETRO, expresando el orgullo que sienten por ser afroamericanos y recordando las veces en las que sufrieron el racismo en sus carreras deportivas, con el ánimo que contándolo, no se repita nunca más.

Jhonatan Rivas, la promesa hecha realidad en las pesas

La raza negra le ha entregado cosas bonitas al país. En lo deportivo, muchos entrenadores figuran a nivel internacional y nuestros deportistas contribuyen con títulos mundiales, olímpicos, continentales y muchas alegrías más. Esto no se da solo por ser de raza negra. Un gran porcentaje de la población afrodescendiente en Colombia es golpeada por la pobreza, pero cuando alguien cuenta con ese talento humano y físico lo da todo para salir adelante y dar una mejor calidad de vida a su familia. Somos personas luchadoras y soñadoras, entregamos todo para salir adelante y gracias a ese perrenque le hemos dado gloria al país.

He escuchado comentarios feos, sobre todo cuando empecé. En el levantamiento de pesas se tiene el mito que la contextura física debe ser piernas cortas, tronco largo y brazos no tanto. Son características que la mayoría de los afrodescendientes no tenemos. Antes de entrar a este deporte solo había un campeón mundial y olímpico negro que era el cubano Pablo Lara y se decía que era muy difícil que un negro llegara a estar entre los mejores. Eso lo tomamos como motivación para demostrarle al mundo que podemos conseguir lo que nos propongamos. Hoy día tenemos varios títulos mundiales y medallas olímpicas.

Estamos viendo en Estados Unidos cómo la generación nacida en los 80 para atrás viene con cosas del racismo que se vivió en ese país. Es triste ver la discriminación racial en la población afro, grupos asiáticos latinos que allá viven. Hay que reflexionar y darse cuenta que todos somos seres humanos y merecemos el mismo trato. Debemos sumarnos como deportistas para que pueblo pueda escuchar su mensaje. Es absurdo que en pleno s. XXI sigamos viendo este tipo de discriminaciones.

DATO: 2 Las medallas doradas de uno de nuestros deportistas élite del momento

Leider Preciado, el ‘Calimenio’ que nos ilusionó en Francia 98

La raza negra ha sido muy importante para el deporte colombiano. Los que han traído medallas en los Juegos Olímpicos la mayoría son de raza negra, lo mismo que en el fútbol colombiano, en la Selección. Siento que somos importantes para el deporte de este país.

En el deporte colombiano se sigue notando racismo. Si nos ponemos a ver a veces enaltecen más a los de color blanco, así el afrodescendiente esté haciendo las cosas mejor nos hacen ver que los buenos son los blancos. Pareciera que el negro está solo para ir detrás del blanco y eso no tiene que ser así, los negros somos muy importantes. A veces sigo sintiendo ese racismo, pero hay que seguir remando para sacar esto adelante.

Lo que se está viviendo en Estados Unidos se debe vivir a nivel mundial, pero con sinceridad. Hay muchos que hablan, dicen, protestan, pero no son sinceros y para cambiar lo que estamos sufriendo la sinceridad es muy importante, que se haga con amor, desde el corazón, para que todo eso que manifiestan sobre el racismo haga efecto y entender que todos somos iguales, no importa la raza, negro, blanco, indígena, no importa, todos somos iguales.

DATO: 216 Los goles oficiales de Preciado en su carrera, siendo el más importante aquel que le marcó a Túnez en el Mundial de Francia 1998.

Ubaldina Valoyes, la leyenda de las pesas en Colombia

La raza negra se caracteriza por ser fuerte, pujante y en el levantamiento de pesas hemos demostrado nuestra fortaleza, por eso siempre estamos en lo más alto del podio.

En Bulgaria, preparándonos para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, sufrimos en carne propia el racismo. Estábamos Mabel Mosquera, Carmenza Delgado y yo, en una parte donde en realidad nos demostraron que no gustan de los negros. Nos iban a pegar con palos, nos insultaban, tanto que nos tocó salir corriendo, pedir auxilio, encerrarnos en un local y llamar a la policía. Fue una concentración en la que duramos tres meses, desde ese incidente nos tocó tener más cautela al salir, avisarle al profesor y que él diera aviso a las autoridades para que tuvieran cuidado con eso. Fue el único episodio que me pasó y se siente feo. La gente todavía no entiende que somos de diferente raza, pero todos somos seres humanos y nos corre la misma sangre por las venas.

Me produce mucha tristeza que en pleno siglo XXI exista este tipo de discriminación racial. Debemos apoyar las manifestaciones para acabar con esto. Ni el virus que está afectando al mundo les cambia la forma de pensar, es muy lamentable.

DATO: 4 Las medallas doradas consecutivas que consiguió Ubaldina Valoyes en Juegos Panamericanos, desde 2003 hasta 2015.

María Isabel Urrutia, la negra que se bañó de oro en Sidney 2000

Nunca me sentí discriminada como deportista, por fortuna todos me querían. Sin embargo, en la política sí lo viví. Hay lucha de poderes y a algunos se les iba la mano. A veces escuchaba madrazos con el color de la piel. En el Congreso representaba a las comunidades negras, una minoría étnica y tuve bastantes discusiones con algunos. Recuerdo que por ponerme turbantes como Piedad Córdoba era puteada.

Como autora de la Ley de No Discriminación busqué penalizar la discriminación racial o étnica en nuestro país. El objetivo era que existieran penalizaciones para que la gente tuviera mayor responsabilidad al momento de discriminar, lo cual es fundamental.

DATO: 35 Los años que tenía María Isabel Urrutia cuando ganó la primera medalla de oro para Colombia en unos Juegos Olímpicos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo