Jugadores, ¿los chivos expiatorios de la crisis económica en el deporte?

Por Román Gómez

Nadie duda que es un momento en el que todos debemos tomar conciencia y sacrificarnos en tiempo de crisis. En el ambiente del fútbol, uno de los más afectados por la pandemia del coronavirus, los clubes están sintiendo los estragos de no tener actividad y las arcas hoy en día lucen vacías. De cara al futuro no hay con qué sostener plantillas y qué decir de reforzarse de cara al siguiente año.

Ante tal panorama apocalíptico, los jugadores son los que están pagando los platos rotos en gran parte del globo. El asunto de los salarios es la piedra angular de lo que parece será una refundación del deporte como lo conocemos. Algunos, como los futbolistas del Bayern Múnich en el ámbito internacional, o Independiente Medellín en la liga local, aceptan condiciones y con la mano en el corazón, se bajan los sueldos de manera voluntaria.

En el mismo camino, la Juventus concilió con su plantel la reducción del 30% de los salarios, empezando por Cristiano Ronaldo. Dicho gesto de buena voluntad, en un club situado en la zona de más afectación por la pandemia en Italia, contrasta con lo ocurrido en Barcelona, donde bajo protesta el plantel accedió a reducir su salario en un 70% y además hacerse cargo de los sueldos administrativos de los empleados del club.

Con Messi como vocero, el plantel blaugrana aceptó las condiciones, pero no perdió ocasión para dejar expuesta a la directiva culé. “No deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión para hacer algo que nosotros siempre tuvimos claro que haríamos”, manifestó el argentino número 10 del Barsa.

Jugadores, ¿los chivos expiatorios de la crisis económica en el fútbol?

Ese sentir es más general de lo que se parece en el ambiente del fútbol. En las últimas horas, fue el ícono inglés Wayne Rooney quien pidió no ser utilizados como mártires para la salvación del mundo, exponiendo a los jugadores ante la opinión pública en tiempos de crisis.

“Yo estoy en una situación que me permite renunciar a cualquier cosa, pero ese no es el caso de todos los futbolistas. Y, de repente, el conjunto de la profesión fue puesto a los pies de los caballos con una petición de reducción de los salarios de un 30%. ¿Por qué los futbolistas son ahora los chivos expiatorios? Somos objetivos fáciles”, señaló quien ahora juega en la segunda división para el Derby County.

En España e Italia, dos de los países más azotados por el coronavirus, las situaciones son particulares. La liga de las estrellas tiene un conflicto entre los directivos del campeonato y el gremio de futbolistas por la famosa cláusula del ‘ERTE’. Esta alternativa legal permite suspender los contratos laborales durante algo de fuerza mayor mientras las cosas vuelven a su cauce. Clubes como el Espanyol y el Real Madrid están a favor de aplicarlo, a pesar del descontento de los jugadores.

En Italia, la disputa se da entre los clubes, quienes apoyándose en la crisis del país, piden a los jugadores que se bajen el sueldo. Por su parte, el gremio en cabeza de Umberto Calcagno, califican de ventajero el señalamiento que le hacen los dirigentes a los clubes para aplanar la crisis.

“Está claro que solo quieren que sean los jugadores quienes paguen los eventuales perjuicios económicos de la crisis. La única parte importante del comunicado de la Liga de la Serie A es cuando se asegura que los equipos deberán negociar las modificaciones de contrato con los jugadores”, apuntó Calcagno.

¿Son los futbolistas poco solidarios con los clubes? ¿A los dueños solo le interesa la salud financiera del club y no la de sus empleados? Es un tema tanto de ancho como de largo. Lo cierto es que el fútbol no volverá a ser lo que era y esa burbuja donde directivos y protagonistas del fútbol vivían de manera ampulosa, parece que se terminó.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo