Dimayor toca la puerta del Gobierno para salvar el fútbol profesional

Por Román Gómez

Por el coronavirus, el fútbol colombiano nada contra la corriente. La cuarentena se extiende y la pelota no rueda, lo que significa que los clubes no tienen ingresos para subsistir. Por tal motivo, con el nudo de la corbata cada vez más estrecho, la Dimayor decidió en la noche del domingo solicitar ayuda al Gobierno Nacional.

Sin embargo, en el comunicado en el que el ente rector del fútbol profesional en Colombia pedía un salvavidas económico, no quedó claro cuál fue su pedido a la administración pública. Por eso, el presidente Jorge Enrique Vélez salió en varios medios éste lunes por la mañana, haciendo claridad sobre el pedido que tienen los clubes.

"Quiero hacer una claridad, nosotros no estamos pidiendo dinero, no sería coherente, estamos pidiendo políticas. Le pedimos al Gobierno que nos incluya en unas políticas que ya han establecido para que nosotros podamos respirar por los próximos meses", manifestó Vélez ni bien empezar la semana.

Asimismo, el presidente de la Dimayor advirtió que si la situación sigue como está, algunos clubes podrían dejar de existir de acá a tres meses. "Hoy los equipos estamos en una situación muy difícil, le diría que los equipos podrían sobrevivir a esta crisis entre dos y dos meses y medio", prosiguió.

El pedido de la Dimayor fue mal tomado por la opinión pública, que criticó cómo el fútbol puede pedir ayuda cuando en el país hay otras prioridades. A esto, Vélez explicó que entienden la situación, pero piden un salvamento.

En diciembre, Vélez fue consultado por un supuesto proyecto de ley que se iba a presentar en el Congreso para que algunos partidos del fútbol profesional se transmitieran por señal abierta. Allí, el pope de la Dimayor se mostró reticente a la posibilidad y retó al Gobierno a que pague si quiere el fútbol para su redifusión.

Dimayor toca la puerta del Gobierno para salvar el fútbol profesional

Ahora, Vélez confirma la marcha atrás en su relación con el Gobierno, admitiendo que nadie avizoró la pandemia y que los clubes deberán recibir dinero fresco para seguir en funcionamiento.

"Pedimos créditos flexibles al gobierno, no sería lógico pedirle dinero al Gobierno, entendemos que hay otras prioridades. Si el Gobierno nos colabora los equipos que adeudan a sus jugadores deberían pagarles inmediatamente", concluyó.

Por su parte, algunos clubes comenzaron a tomar medidas en contra de sus empleados, sobre todo los futbolistas. Es el caso de Jaguares de Córdoba, quien decidió de manera unilateral la suspensión de los contratos de todo el plantel profesional hasta que se reestablezca la actividad del fútbol en Colombia.

Vuelve el perro arrepentido, con el rabo entre las piernas. Los que creyeron ser dioses, hoy necesitan un salvavidas que les permita subsistir hasta que ruede la pelota, vaya a saber uno cuándo.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo