"El futuro del tenis colombiano femenino promete. Hay de dónde escoger" | Fabiola Zuluaga

En exclusiva con PUBLIMETRO, la nueva capitana del equipo habló sobre el pasado, presente y futuro del tenis colombiano femenino, dejando claro que, aunque falta mucho para convertirse en potencia de Suramérica, el proceso va por buen camino

Por Sebastián Gómez

¿Es prometedor el tenis femenino en Colombia?

Ahorita hay varias jugadoras que están intentando meterse a nivel profesional. Tenemos dos tenistas jóvenes y muy buenas como María Camila Osorio y Emiliana Arango, 18 y 19 años, respectivamente, con bastante futuro. El tenis ya lo tienen, con buenas bases. Es muy poco lo que se les puede cambiar. Ojalá tomen confianza, ganen partidos y mejoren el ranking, que es lo que habla en el deporte. Si tienen un buen ranking, pueden jugar mejores torneos. Además, la confianza crece

En 2017, usted afirmó que “era triste ver el nivel del tenis femenino nacional”, ¿todavía piensa eso?

Con las niñas que han salido, todo se ve más claro. Antes solo estaba Mariana Duque, porque detrás de ella no se veía ninguna que pudiera repuntar. Ya tenemos por lo menos dos. Las otras integrantes del equipo de la Fed Cup también lo están intentando, que eso no se veía mucho. Creo que ha cambiado bastante el panorama. De hecho, algunas están viviendo de esto. Por lo menos hay de dónde escoger. Antes había dos o máximo tres y ya, no se veía nada.

¿Ha tenido la oportunidad de ver o encontrar nuevos talentos a los que se les deba hacer seguimiento?

Todavía no. Tengo que empezar a mirar los semilleros cuando se hagan concentraciones de los Sudamericanos de 12, 14 y 16 años. Ahí es donde salen las futuras jugadoras para la Fed Cup. La idea es ir a los torneos, estar más involucrada, sobre todo viendo y haciendo seguimiento, porque esto es un trabajo a largo plazo. También se debe tener un plan B y analizar a varias tenistas, que estuvieron en el radar y que en algún momento pueden ser parte del equipo.

María Camila Osorio, Yuiliana Lizarazo y usted son de Cúcuta, ¿eso ha sido casualidad o en el Norte de Santander hacen algo que en el resto del país no?

A María Camila y a mí, nos formó el mismo entrenador, entonces no es casualidad. Édgar Muñoz es un gran formador de jugadoras y hasta ahora lleva dos que han tenido buenos resultados. Ojalá pueda seguir formando más y aportándole al tenis colombiano desde la frontera.

¿Es más difícil para las mujeres ser deportistas profesionales?

No me parece, no hubo ninguna traba. Lo único era que se ganaba menos dinero que los hombres. Esa era, tal vez, la única diferencia, pero también tiene sentido que ganáramos menos porque jugábamos partidos más cortos. Igual, siendo sincera, nunca me puse a pensar en eso. De pronto sí habrá jugadoras que no estaban de acuerdo con eso, pero en mi época y en mi caso, nunca tuve ningún problema por ser mujer.

Cuando Catalina Castaño dejó de ser la capitana del equipo de Fed Cup dijo que "hubo discriminación con las mujeres, sabiendo que en otros países hay mínimo una mujer en las comisiones técnicas y aquí no pasa”, ¿qué opina?

La verdad, no sé por qué pasará. Hasta ahora estoy empezando y no he estado mucho en el lado de entrenadora, así que ni idea. Hasta el momento nunca me he visto afectada, siempre ha estado todo bien.

En la Fed Cup, Colombia superó con solvencia a Venezuela, peleó con Paraguay y perdió de manera contundente con Argentina, ¿el nivel del tenis femenino nacional está muy lejos del gaucho?

Sí, claro, todavía nos falta. Siempre hubo mucha diferencia entre las jugadoras argentinas y paraguayas con relación a las nuestras. Aunque Emiliana Arango jugó un gran partido contra la número dos de Paraguay y, de hecho, ganó, la diferencia contra Argentina fue abismal. Aunque se debe tener en cuenta que ellas tienen jugadoras más experimentadas con edades entre los 24 y 27 años. Basado en eso, nos llevan cuatro o cinco años de torneos profesionales y de estar metidas en el circuito. Además, la garra de ellas no las deja desfallecer en ningún momento. Por último, nuestras jugadoras, a veces por pensar un poco de más, se les va la cabeza y cuando vuelve ya es muy tarde.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo