El descalabro económico que sufre el deporte mundial por el coronavirus

Por Román Gómez

Autogol, goal tending, doble falta, choque en la primera curva, batazo de foul… todas las sensaciones que no quiere vivir un deportista de alto rendimiento son pocas en relación al impacto negativo que significa la aparición del coronavirus en el deporte mundial. Ante el crecimiento de la pandemia, la industria deportiva se ha detenido con el afán de preservar la salud de los protagonistas.

Si hay alguna actividad, se realiza de manera restringida, a puerta cerrada. No obstante, la mayoría de competiciones han decidido tomarse un respiro mientras pasa la epidemia, antes de retomar las actividades con presencia de público.

El descalabro económico que sufre el deporte mundial por el coronavirus

Sin embargo, más allá de la responsabilidad social que esto conlleva, el impacto económico para los deportes a nivel mundial son catastróficos. El fútbol, el basquet y el tenis son algunas de las disciplinas que mayores pérdidas tendrán y que de continuar la pandemia de manera indefinida, el panorama económico y deportivo puede cambiar de manera radical.

En cuanto al deporte más popular del mundo, la cancelación de partidos de la Champions League sugiere una pérdida semanal de 10 millones de euros, a juzgar por las previsiones de la Uefa. Asimismo, jugar a puerta cerrada, la idea inicial del organismo, termina por hacer perder a los equipos grandes una cifra estimada de seis millones de euros, según palabras del presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, al enterarse de la decisión de la Uefa de que su equipo jugara a puerta cerrada frente al Nápoles. Juventus, en su partido cancelado ante el Olympique de Lyon, anunció pérdidas por cinco millones de la moneda europea.

Mientras tanto, en el deporte de la pelota naranja, los más preocupados son los jugadores. Pues de no hacer un nuevo arreglo, el acuerdo entre las franquicias y los jugadores hace que ellos renuncien a una parte de su salario por cada semana que dejen de tener actividad a causa de un motivo de fuerza mayor. Esto permite que las economías de los equipos no se desequilibren tanto, aunque si la pandemia continúa, será inevitable un desfalco financiero. En ese orden de ideas, un jugador como LeBron James, quien firmó un acuerdo de 41 millones de dólares por temporada con los Lakers de Los Ángeles, dejará de recibir 9,5 millones de dólares si la temporada de la NBA no se reanuda y se cancela de manera definitiva.

Mientras tanto, los organizadores del torneo de tenis de Indian Wells reportan pérdidas superiores a los 15 millones de dólares, cifra que será superior para aquellos que organizaban el Abierto de Miami, otro de los torneos que no se disputará tras el anuncio de la ATP de cancelar todo por al menos seis semanas. Aunque todo suena a catástrofe, las previsiones económicas de los expertos manifi estan que los deportes más populares pueden aguantar un mes de recesión, pero más de ello provocará un sismo financiero.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo