“Tengo la experiencia que me permitirá ganar oro en Tokio 2020” | Jonathan Rivas

La carta colombiana más fuerte en levantamiento de pesas para los Olímpicos de Tokio habló con PUBLIMETRO sobre el presente y futuro de este deporte. También hizo un balance de su año, en el que ganó oro en los Juegos Panamericanos y bronce en el campeonato mundial

Por Sebastián Gómez

Dejó de ser promesa para convertirse en realidad y en el líder de una nueva generación que está dando frutos, ¿cómo ha sido asumir esa responsabilidad a tan corta edad (21 años)?

Viene un gran relevo generacional para el levantamiento de pesas en Colombia. Basta con ver lo que se consiguió en los pasados Juegos Panamericanos Lima 2019, donde el 80% de las medallas de oro que entregó el país en levantamiento de pesas, fueron gracias a la nueva generación con atletas entre 19 y 24 años, mostrando un buen futuro. Por eso me siento orgulloso de ser parte de ese grupo de deportistas de élite y espero en los Juegos Olímpicos de Tokio seguirle dando alegrías al país.

¿Cree que esta nueva camada de atletas superará lo hecho por la generación dorada de Leidy Solís, Óscar Figueroa y Francisco Mosquera?

Leydi Solís y Francisco Mosquera entraron en un grupo que inició su ciclo con entrenadores colombianos, cuando los búlgaros estaban saliendo. Así que, de una u otra manera, también forman parte de esta nueva generación. El medallista olímpico, Óscar Figueroa, Mercedes Pérez y Ubaldina Valoyes, sí pertenecen a la generación pasada que tantas glorias le dio al país. En ese orden de ideas, los que brillamos en los pasados Panamericanos estamos trabajando de una forma distinta, que nos ha permitido obtener resultados a nivel mundial tanto en juveniles como en mayores. Asimismo, el nuevo sistema de revisión de atletas en torno al dopaje ha favorecido mucho a esta generación porque se terminó la trampa y competimos contra atletas limpios.

¿Esperaba conseguir títulos, medallas y excelentes resultados tan rápido?

En realidad sí. Gracias al buen trabajo que he hecho, tengo medallas mundiales desde los 16 años. Por eso, la proyección que se tenía con mi entrenador, Jaiber Manjarrés, era esta. Entre los planes estaba ver el éxito a los 20-21 años y se ha venido dando. Eso sí, el país debe ser consciente de que soy un atleta joven. Este fue mi primer año en mayores y el 2020, con los Olímpicos, será mi segundo año en dicha categoría. En pocas palabras, seré un atleta joven compitiendo con experimentados. Razón por la que trabajar la parte mental, el compromiso y la seriedad será crucial.

¿Cambiará su preparación de cara a los Juegos Olímpicos o mantendrá la misma que lo llevó a conseguir la clasificación a esa cita?

Teniendo en cuenta que es la cita orbital por excelencia, no se puede hablar de una preparación de siete meses. Para los Olímpicos no me estoy preparando desde que conseguí mi clasificación, sino desde 2014. Esto es un ciclo de cuatro años de entrega, en los que hay eventos nacionales e internacionales y se requiere de una ardua preparación para llegar bien. Este año fue el de más éxito con el oro en los Panamericanos y el bronce en el campeonato mundial. Sin embargo, no puedo bajar los brazos. Ahora se viene una dura preparación con la selección Colombia, en la que se intentará mejorar 15 kilos en el total levantado para pelear por la presea dorada en Tokio 2020. Tuve la obligación de madurar rápido la parte deportiva, no en vano siento que tengo la experiencia de alguien mayor y estoy seguro de que eso me ayudará a ganar oro en los Olímpicos.

El objetivo será el oro, pero teniendo en cuenta que serán sus primeros Olímpicos, ¿cuál considera que sería un buen resultado?

Quiero resaltar que ya empecé haciendo historia con el simple hecho de haber clasificado a los Juegos Olímpicos. Colombia nunca había llevado a un atleta de la categoría de peso pesado a los Olímpicos y menos con claras opciones de colgarse una medalla. Por eso, si bien uno es ambicioso, cualquier presea será ganancia.

¿Fue difícil recuperar la confianza luego de sufrir la delicada lesión previo a los Panamericanos?

Sin lugar a dudas fue el momento más difícil de la temporada. Después de hacer excelentes presentaciones y de imponer récords, sentí una molestia en una de las muñecas que me mantuvo por fuera de los entrenamientos durante cuatro semanas. Sin estar en óptimas condiciones, viajé con la selección Colombia a Perú, justo un mes antes de los Juegos.

En ese momento, pasé por una crisis tan fuerte que le pedí tiquetes de regreso a la Federación porque no me sentía en condiciones de competir. Además, en el levantamiento de pesas y en un nivel tan alto como el que se observa en los Juegos Panamericanos, estar a tope era fundamental. Siempre he sido una persona que está cerca de Dios y fue, justamente, esa fe la que me dio la fuerza para sacar todo adelante. Eso sí, no fue lo único. Tengo un hermano fallecido al que siempre le pido fuerzas cuando estoy pasando por un momento difícil y eso me llevó a recuperarme y llegar en condiciones.

Con la creación del Ministerio del Deporte, ¿ha sentido algún cambio en cuanto a apoyo se refiere?

Estamos hablando de un cambio de ente administrativo, de Coldeportes al Ministerio, que fue hace muy poco tiempo. Sí se ha sentido la mejoría. De hecho, el país acabó de ver los excelentes Juegos Nacionales que realizó el Ministerio del Deporte. Aunque lo más significativo ha sido el apoyo a los deportistas de élite que van a los Olímpicos y el apoyo desde los Municipios a masificar el deporte colombiano. Se esperan buenos resultados, ya que se tienen proyectos bastante interesante para 2020, año de Juegos Olímpicos, donde se buscará masificar y potenciar el deporte colombiano. Ojalá todo mejore y crezcamos a pasos de gigante.

Leidy Solís, referente del deporte nacional, afirmó que los resultados en levantamiento pesas han sido más que positivos, pero que esta disciplina aún pasa un poco desapercibida en Colombia, ¿cómo cambiar esa situación?

Primero, se necesita la ayuda de los medios de comunicación. Si ellos no hablan de este tipo de deportes, nunca nos van a conocer. Todo el país sabe que, a nivel olímpico, el levantamiento de pesas es el deporte que más glorias y triunfos le ha dado a Colombia. Sin embargo, en algunas ocasiones se deja de lado. Por ejemplo, los muchachos de patinaje siempre consiguen títulos mundiales, pero por qué nadie los conoce, porque, tristemente, no se le da la importancia que merece.

Hablan de canales deportivos, pero en realidad no lo son porque solo hablan de fútbol, ciclismo y, a veces, de tenis. Por eso, la invitación es para que los periodistas sean en realidad comentaristas deportivos y no solo de fútbol. Un verdadero periodista se empapa más del deporte, se apasiona por cada uno de ellos y aprende de todos.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo