logo
Deportes
 /
Deportes 14/11/2019

La cruda realidad de Chile también se evidencia en el fútbol

Reinaldo Rueda no aguanta más. El entrenador llegó a Chile para hacerse cargo de una selección importante, pero que le tocó ver el Mundial de Rusia por televisión. En el ámbito continental y también en la cabeza del timonel nacido en Colombia, se trató de un accidente que no empañaba del todo el presente de La Roja.

Para Rueda, estar al mando de Chile era como manejar un Ferrari en el ámbito suramericano. Sin embargo, con el paso del tiempo, lo mismo que la sociedad, se fue dando cuenta de que la realidad no era tanto como la pintaban.

Una generación desgastada y un futuro de vacas flacas

Sin duda alguna, la generación conformada por ilustres como Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Claudio Bravo le ha entregado a La Roja los mejores resultados de su historia. Bicampeón de América, finalista de una Copa Confederaciones y ser el equipo que tuvo contra las cuerdas a España en 2010 y a Brasil en 2014, son apenas  algunos de los laureles chilenos en la última década.

No obstante, esa cosecha ya está en las últimas y lo que se proyecta no es de tanta calidad. Las selecciones juveniles no obtienen resultados positivos, clasificando a un solo Mundial de los últimos seis de la categoría sub-20, en 2013.

Esa sequía también se presenta en la prejuvenil, donde La Rojita no pudo siquiera hacerse fuerte como local, cuando organizó el torneo en 2015. El resultado: una selección mayor vieja y sin recambio.

El fútbol local tampoco despega

La situación tampoco es alentadora en cuanto a sus clubes. Los conjuntos australes no alcanzan una semifinal continental desde 2012, cuando Universidad de Chile llegó a estar entre los mejores cuatro de Copa Libertadores y Universidad Católica hizo lo mismo en la Copa Sudamericana. En ese lapso, solo equipos venezolanos han estado por detrás del registro chileno.

“Si yo vengo a trabajar en fútbol y no hay fútbol, me tengo que ir”

Las duras palabras de Reinaldo Rueda en conferencia de prensa, ante la difícil situación que vive Chile como país y que también afecta al fútbol

Un año después de asumir el cargo, Rueda palpó la cruda realidad. Sus palabras definen una situación que tras el boicot de los seleccionados, lo tiene a punto de tomar un avión y dejar Santiago, en busca de un nuevo desafío.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar: