El malestar con Barcelona y Real Madrid por elegir jugar El Clásico el 18 de diciembre

Por Román Gómez

Una decisión que dio mucho de qué hablar. El Clásico del fútbol español y mundial entre Barcelona y Real Madrid fue aplazado por la grave situación de seguridad que se presenta en la ciudad condal. Desde hace días atrás, los independentistas radicales de Cataluña se enfrentan contra la policía local, por temas que tienen que ver con sus presos políticos.

Ante la imposibilidad de garantizar la seguridad de los aficionados y protagonistas del clásico que se debía disputar el 26 de octubre, el Comité de Competición de La Liga ordenó aplazar el encuentro. Este viernes, los equipos se pusieron de acuerdo en disputar el juego el 18 de diciembre y no el 4 de ese mes, como pretendía La Liga.

El malestar con Barcelona y Real Madrid por elegir jugar el 18 de diciembre

Sin embargo, esta decisión fue tomada de mala manera en varios sectores del contexto. El primero de ellos, en Asia. El continente oriental tenía garantizado un horario propicio para sus aspiraciones económicas, a la 1:00 de la tarde del sábado 26 de octubre. Ahora, con la reprogramación, el juego se disputará en horario nocturno en España, de madrugada en China, Japón y otros países con patrocinadores en La Liga.

Otros de los enfadados son los fanáticos. Los interesados en asistir a este encuentro sienten que jugarlo en esa época atenta contra sus vacaciones. Es la misma queja que dos años atrás, cuando El Clásico en el Santiago Bernabéu se disputó un 23 de diciembre.

Por si fuera poco, otros de los enojados son los equipos que enfrentarán luego del 26 de octubre al Barcelona y el Real Madrid. En total son cuatro, Valladolid, Levante, Leganés y Real Betis. El entrenador de este último, Rubi, se quejó de manera pública ante la decisión de aplazar el clásico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo