Los grandes retos para clasificar a Tokio 2020 a un año de los Olímpicos

Por Román Gómez

Es una generación de deportistas que nos hizo creer en ellos. Colombia lleva años codeándose con la crema y nata en el ámbito mundial, en cuanto a competencias atléticas se refiere. La última década encumbra a varios campeones, desde las medallas de Mariana Pajón y Caterine Ibargüen, pasando por la época dorada de la halterofilia y el resurgir del boxeo.

Los Juegos Panamericanos de Lima ratificaron la fuerza tricolor en el continente. Ahora, un desafió mayor asoma en el horizonte y son los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Tres años atrás, la delegación nacional llevó 147 deportistas a Río de Janeiro, quienes participaron en 23 disciplinas. La meta es superar esa cifra, pero antes mucho se deben clasificar.

Hasta el momento hay 10 clasificados, varios de ellos en los Panamericanos de Lima. La última en abrochar su tiquete a tierras niponas fue la profesional de tiro con arco, Ana María Rendón. Su clasificación a la final de dobles mixtos en las recién terminadas justas le concedieron los puntos necesarios para estar en Tokio 2020.

¿Cómo hacen las demás disciplinas para clasificar? La mayoría de los deportes en los que más fe se tienen tendrán colombianos vía ranking, solo habrá que esperar el corte definitivo, que en varios deportes será de marzo a junio del año olímpico.

Los grandes retos colombianos para clasificar a Tokio 2020

Por ejemplo el ciclismo de ruta. El triunfo de Egan Bernal puso a Colombia en la sexta posición del ranking de la Unión Ciclista Internacional (UCI), superando a Alemania. Si conserva este lugar o lo supera de acá a marzo, el país tendrá cinco cupos con un equipo de lujo, comandado por el campeón del Tour de Francia.

Otra que está cerca de su clasificación es Mariana Pajón. La bicampeona no ha tenido el mejor último año, pero con la buena posición de Colombia en el ranking BMX (7mo), solo una fuerte lesión no le aseguraría el cupo.

En fútbol, a pesar de ser campeonas panamericanas, las chicas superpoderosas no estarán en Tokio. Ese lugar está reservado para Brasil, campeona de América, y Chile, segunda. Los varones sí podrán disputar la clasificación, en el torneo preólimpico de enero, donde Colombia será anfitrión.

Otro equipo que conmovió en Lima fue la selección femenina de voleibol. Ellas se disputarán un cupo en enero, frente a Argentina y Perú, en sede todavía por definir. La selección campeona acompañará a Brasil como representante de la región.

En tenis, Juan Sebastián Cabal y Robert Farah no tendrán problema, siempre que se mantengan en buena posición del ranking hasta mayo. Incluso, si uno de los dos no jugara, la posición del mejor preclasificado permitirá que Colombia tenga representación con los campeones de Wimbledon.

Baloncesto es otra de las disciplinas que esperanza a Colombia para participar. La delegación femenina, que brilló en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, debe tener buena representación en la Americup, para meterse en el torneo clasificatorio olímpico orbital. Los varones ya no tienen posibilidad alguna.

Lima 2019 emocionó a todos y el entusiasmo puede continuar hasta Tokio 2020. Colombia se prepara para conquistar el lejano oriente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo