¿Qué pasa con la asistencia en Brasil 2019? Conmebol dice que es buena, pero...

Mientras los estadios se ven vacíos, la Conmebol celebra la presencia de público. ¿Cómo se explica esto?

Por Publimetro Colombia

El jueves pasado la Conmebol publicaba con orgullo que la Copa América 2019 ya había superado el promedio de asistencia de Chile 2015, celebración que nadie en el continente entendió, pues lo que se ha visto por televisión es un derroche de estadios a medio llenar e incluso semivacíos.

“En los 8 primeros partidos de la CONMEBOL Copa América Brasil 2019 se ha registrado una media de 29.500 espectadores en la cancha, mientras que la media total de espectadores de Chile 2015 fue de 25.000 espectadores, incluyendo la final del torneo”, escribía en su página web la entidad, mientras Hugo Figueredo, Director de Competiciones de Selecciones de Conmebol declaraba con orgullo: “Son cifras que nos alientan para continuar llevando el fútbol sudamericano cada vez a más aficionados. No nos cabe duda de que ésta será una edición histórica del campeonato y los números ya comienzan a apuntar en este sentido”.

Sin embargo, aunque la cifra sea cierta, es supremamente engañosa ya que, de entrada, no se pueden comparar los aforos de los estadios de Chile 2015 con los de Brasil 2019.

Hace cuatro años tuvimos estadios como El Teniente, de Rancagua, en donde Colombia jugó a casa llena frente a Venezuela, de 16.000 sillas. A este hay que sumarle el de Antofagasta (21.000 espectadores), Viña del Mar (23.000), Valparaíso (23.000), Temuco (19.000) o La Serena (19.000), por lo que ese promedio de 25.000 espectadores en últimas fue un éxito, pues el promedio de aforo de las nueve sedes era de 27.400 sillas, con lo que se tuvo más de un 90% de asistencia.

En cambio, los 29.500 espectadores en promedio de este arranque de Brasil 2019 te dicen que la Copa va mal, aunque Conmebol lo quiera maquillar. ¿La razón? En esta Copa los estadios son enormes y la cifra de asistencia hasta ahora es muy baja. Por ejemplo, la sede con menos capacidad es el Arena Corinthians, al que le caben 47.600 personas, y el promedio de aforo de todos los estadios es de 60.400 espectadores, y el promedio con el que se vanaglorió la Conmebol no alcanza ni al 50% de  esa cifra.

La baja expectativa en la selección brasileña, que en el debut de la Copa apenas metió 43.300 espectadores a un Morumbí con capacidad para 60.000, es en buena medida la explicación de este bajo promedio, que ha tenido su punto más bajo en el 0-0 entre Venezuela y Perú, que apenas tuvo 13.300 aficionados en las vacías tribunas del enorme Arena do Gremio.  

Loading...
Revisa el siguiente artículo