Sebastian Vettel ganó en la pista, pero Lewis Hamilton en los escritorios en el Gran Premio de Canadá

Por Sebastián Gómez

Insólito final en el Gran Premio de Canadá. En la pista, el piloto alemán culminó primero y el británico, segundo. Sin embargo, una maniobra de Sebastian Vettel significó una sanción de cinco segundos. Así lo informó la FIA, “el auto N°5 dejó la pista y se reincorporó en la curva 4 de una manera insegura”. Por eso, ante dicho castigo, Hamilton fue el ganador de la séptima carrera de la temporada.

El hombre de Ferrari no dudó un segundo en pronunciarse. A través del radio de su equipo, expresó su molestia y afirmó que no estaba de acuerdo con lo sancionado por los directivos. Así quedó registrado el particular momento que generó toda clase de polémicas. Y es que para muchos no tenía otro lugar a donde ir. Razón por la que no merecía castigo.

Finalmente, Vettel protagonizó otra escena que se robó las miradas. Previo a la celebración y embargado por la molestia, movió los carteles de número 1 y número 2. Dicha acción fue aplaudida por algunos, criticada por otros y unos cuantos lo tomaron con gracia. No obstante, en le resultado oficial no hubo ningún cambio.

MÁS NOTICIAS DEL DEPORTE, AQUÍ.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo