“El torneo WTA Claro Open ya es duro, lo conocen” | JHAN FONTALVO

En PUBLIMETRO hablamos con el Director del WTA Claro Open, el cual se diputa en Bogotá desde ayer y que va hasta el 14 de abril. Nos contó sobre las bondades que tiene este torneo para el país tenístico y las ventajas que obtienen las deportistas al inscribirse

Por Sebastián Gómez

¿Cuáles cambios hay en el torneo y qué habrá de nuevo?

El Claro Open Colsanitas es el único torneo adscrito al circuito de WTA en Sudamérica. Hay solamente 40 torneos de esos en el mundo. Este está en Colombia porque es una licencia que adquirió Colsanitas hace 22 años, cuando Fabiola Zuluaga estaba en su mejor momento para tratar de que Colombia pudiera verla jugar cuando era 15 o 20 del mundo. De no haber sido así, Colombia no hubiera tenido la oportunidad de ver jugar a Fabiola porque ese torneo permite que varias jugadores de las mejores 150 del mundo puedan competir. Si esa jugadora no está entre ese grupo entonces no puede competir, a menos de que haya una carta de invitación. Lo importante de este torneo es que tienen la posibilidad de tener a 32 tenistas de las mejores, puede ser la número 1, 2 o 3. Afortunadamente el torneo se ha consolidado tanto que, para este año, tenemos un gran nivel tenístico para presentar. Son 32 jugadoras provenientes de más de 25 países compitiendo por los 280 puntos del WTA que da el torneo y los 300.000 dólares de la bolsa de premios.

Hay 14 tenistas del Top 100, ¿fue complicado traerlas o ya vienen por la relevancia del torneo?

El tema es muy sencillo: estos torneos, como son tan pocos en el mundo y son los torneos que dan los puntos, las jugadoras se inscriben para que puedan subir en el ránking. Como el torneo ya está en el calendario oficial de la WTA lo pueden escoger. Ellas se inscribieron desde hace seis meses, dependiendo el calendario que tengan. Ahí me escribieron una de Francia, Italia, me cuentan qué ránking tienen y se inscriben porque es la oportunidad que tienen de poder ganar puntos, no tienen muchas oportunidades, no hay muchos torneos, solo tienen 40 en el mundo durante el año. Bajo ese orden de ideas, ellas se inscriben. Para este torneo se inscribieron cerca de 85 tenistas. Lo que sucede es que tres semanas antes del inicio, la WTA cierra las inscripciones y solo pueden jugar las 22 tenistas con el mejor ránking de las que se inscribieron. Y mira tenemos 14 de las mejores 100 porque el torneo ya es duro, lo conocen, saben que hay buenas condiciones de hotel, alimentación, clubes, canchas, medios y se les trata bastante bien. Además, tienen la oportunidad de continuar en América porque ahorita están en Miami, Monterrey y otros lugares.

¿Por qué es el único torneo en Sudamérica? ¿Es muy complicado mantener un torneo WTA?

Sí señor. Es muy complicado porque es un torneo de esos cuesta cerca de 3000 millones de pesos. La sola bolsa de premios son 300.000 dólares y tienes casi 1000 millones más. Ahora, suma las garantías, alimentación, graderías, televisión, transportes, medios, en fin. Es bastante complicado. Bajo ese orden de ideas el único país que ha logrado sostenerlo es Colombia y eso porque Colsanitas ha logrado mantener la franquicia acá por la gestión que hacemos como director.

Además de Colsanitas, ¿qué otras empresas están presentes que hayan permitido el desarrollo y se hayan sumado?

Hay que agradecerle a varias organizaciones, pero a nivel privado está Claro, que lleva siete años siendo el principal patrocinador del torneo, han creído en el ejercicio y se han mantenido ahí. Eso es una base económica importante para sostener el torneo. El otro pilar es el aporte institucional. Coldeportes ve en esto una manera de vender el país. Ellos son un apoyo importante, siempre han estado con nosotros. La Alcaldía de Bogotá y el Idrd también siempre han estado con nosotros y nos han apoyado porque estamos vendiendo a Bogotá y Colombia, entonces hemos tenido esos apoyos importantes que nos han permitido mantener el torneo a flote.

¿Cuáles son los cambios que habrá en esta edición?

Con el transcurrir del tiempo uno tiene que tratar de evolucionar y a nosotros nos corresponde ese trabajo. Lo primero es tratar de tener un mayor nivel tenístico, que ya eso lo estamos teniendo al traer a 14 jugadoras de las mejores 100 del mundo. El segundo cambio es cambiar la sede. Estamos el club El Carmel porque queríamos que hubiera más facilidad para que la gente pudiera tener acceso, hasta a pie, tienen Transmilenio al frente del club y hay más parqueaderos también. Ellos nos abrieron sus puertas para poder estar ahí, entonces queremos explorar esa posibilidad, ya que en Bogotá no tenemos estadio de tenis ni un complejo donde podamos realizar el torneo con las facilidades que requiere la WTA. El otro cambio es que vamos a jugar de noche. Siempre hemos dicho que no todo el mundo puede ir al torneo porque la mayoría trabaja o está ocupada durante el día. En cambio, en la noche tendrán la posibilidad de ver un partido. En los grandes torneos del mundo siempre tienen una sesión nocturna y nosotros la vamos a tener este año. Se acondicionó la cancha central con varias luces para poderlos hacer por primera vez. Además, tendremos un ambiente bastante agradable para que la gente encuentre una zona muy bonita, interesante, acogedora, con experiencias musicales durante la noche en el torneo. Por último, el otro cambio importante es la boletería. Por primera vez, a pesar de que siempre la entregamos gratuita, vamos a tener un control a través de la aplicación de Rappi. Si usted quiere ir, simplemente baja la aplicación, descarga la boleta y tiene su boleta virtual para asistir al torneo sin ningún inconveniente durante toda la semana. Esos cambios son bastante importantes y fuertes.

¿Cuál ha sido la dificultad más complicada de resolver?

La lluvia. Es temporada de lluvias y siempre hemos tenido que convivir con esa contingencia. Nos retrasa partidos, hace la vida más difícil. Con el tema de la iluminación nocturna nos puede ayudar un poquito porque si llueve en la tarde, se pueden jugar en la noche y se adelantan uno o dos partidos. Pero la mayor dificultad siempre ha sido la lluvia, sin lugar a dudas.

¿La altura nunca ha sido inconveniente para las jugadoras?

Ese tema siempre va a ser problema para todos los deportistas del mundo, sea cual sea la disciplina porque en los deportes de pelota, la bola es mucho más rápida. Además, porque obviamente la respiración no es la misma y si bien no se cansan, se ahogan rápido. Por eso, tienen que venir con un poquito más de días de adaptación para poder jugar en Bogotá. Y ya se están acostumbrando a hacer ese tipo de cosas, los deportistas de todo el mundo con respecto a lo que es Colombia y Bogotá.

Estarán María Camila Osorio y Emiliana Arango, ¿son las dos tenistas con mayor proyección?

Es importante recordar que, teniendo en cuenta el nivel del torneo no hay ninguna tenista colombiana dentro de las 150 mejores del mundo, por lo tanto ninguna puede jugar el torneo directamente como antes sí lo pudo hacer Fabiola Zuluaga o Mariana Duque. Ahorita hay un recambio generacional y efectivamente las puntas de lanza son María Camila Osorio, Emiliana Arango y Antonia Samudio. María Camila y Emiliana están 350 en el ranking mundial de la WTA, o sea que no alcanzaban a entrar al torneo, pero gracias a la WTA te permiten tener dos cartas de invitación para la organización. En ese caso invitamos a María Camila y Emiliana por la proyección que tienen a nivel de tenis femenino. Y en el cuadro de clasificación también tendremos dos colombianas que vienen detrás de ellas que son Antonia Samudio y Jessica Plazas, que las invitamos también para que vivan la experiencia, obviamente que ella tampoco podrían jugar si no es por la invitación de la organización. De hecho, creo que es en la única parte del mundo donde reciben tal beneficio.

¿Los cambios y renovación en la Federación los ha afectado o beneficiado?

Lo mejor que le pudo haber pasado a la Federación Colombiana de Tenis es que hayan tenido cambios tanto en su presidencia como en la junta directiva. Ahora todo es mucho más fácil. El nuevo presidente es más proactivo, está colaborando mucho, avala lo que se debe avalar, estamos trabajando en conjunto para ayudarle a las niñas y al tenis colombiano. Por ejemplo, el apoyo de Coldeportes y del IDRD se hacen más fáciles si la Federación está aliada con el evento y el torneo. Esta nueva presidencia y junta directiva es mucho más asequible, da más apoyo no precisamente económico porque la Federación no tiene dinero, pero sí en cuanto a sus avales, disposición, abrir sus puertas. Efectivamente lo están haciendo y quiero agradecerle a David Samudio por eso.

¿Qué expectativas tienen para este torneo?

Tenemos unas figuras muy importantes como Jelena Ostapenko. En mi concepto tengo tres o cuatro jugadoras que son las que me gustarían que estuvieran en la final. Obviamente Jelena Ostapenko, Amanda Anisimova, que con solo 17 años ya es 50 del mundo y va a ser una gran revelación a nivel mundial y creo que nunca más la tendremos en Colombia así que sería bueno aprovechar y verla, Christina Macada que ha sido 20 del mundo, y Tatjana Maria que ya ha estado en Bogotá, definitivamente hay que verlas y además hizo cuartos de final en Miami. Ellas son las recomendadas para que la gente vaya a ver el mejor tenis del mundo.

¿No han pensando en organizar otro torneo de esta magnitud en 2019?

Yo soy de una organización que se llama Producción Grand Slam, que es la dueña de todos los torneos Challengers en Colombia de los últimos 12 años. Allí, hicimos 75 torneos con el patrocinio de Seguros Bolívar y después de Claro, pero desafortunadamente en el último año no hicimos torneos porque el tema de los patrocinadores no ha estado muy fuerte y por esa razón nos tocó cancelar los torneos de hombres en Colombia. Gracias a esos torneos que hicimos fue que pudieron meterse Alejandro Falla, Santiago Giraldo, Alejandro González, entre los 100 del mundo. Esa labor la hicimos nosotros como promotores independientes. No es nuestra responsabilidad el tenis profesional, pero es nuestra pasión, lo hemos hecho toda la vida, hemos conseguido nuestros patrocinadores, pero el último año fue muy difícil. Por ahora, mantener el WTA y ya empezaremos a buscar la posibilidad de tener otra vez los torneos de hombres en Colombia.

¿Cuál es la razón de eso?

La economía en Colombia, con el proceso de paz y el tema del cambio de presidente, las multinacionales se restringieron un poco en cuanto a invertir en deporte. Ahora esperemos si este año todo se reactiva para empezar otra vez esa línea de trabajo.

MÁS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

También le puede interesar:

¿Fue debut y despedida? Desde ese día no volvió al programa…

Posted by Comutricolor on Thursday, April 11, 2019

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo