“Sueño con organizar un campeonato de freestyle” | ‘BOYKA'

Sebastián Ortiz o ‘Boyka’, un apasionado por el fútbol tradicional, llegó al freestyle para hacer historia y dejar en alto el nombre del país. Así lo evidencian sus ocho títulos nacionales y su reciente subcampeonato mundial conseguido en Praga. El antioqueño, admirador de Ronaldinho y quien lleva más de seis años en la élite de este deporte, habló en exclusiva con PUBLIMETRO

Por Sebastián Gómez

¿Cuál fue el punto bisagra para elegir el freestyle como estilo de vida?

Al principio, conseguir el apoyo familiar fue muy difícil, porque ellos sí creían en mi potencial, pero para jugar fútbol tradicional. Cuando tomé la decisión y dije ‘quiero hacer esto’, no me imaginé que gracias a este deporte podría conocer el mundo y hacer amigos. Además, solo dependía de mí. De hecho, eso fue lo que pensé, que los trucos solo los hago yo, que no dependo de un equipo de fútbol ni de otras personas, sino que solo dependo de mí y mi dedicación. Eso fue lo que más me gustó.

¿Siempre ha participado individualmente o también lo ha hecho de manera grupal?

No, mi modalidad es individual y ahí me quedo. Además, para armar una coreografía con un equipo es un entrenamiento diferente. Eso sí, lo hice solo una vez y fue en Francia. En ese entonces fue un crew internacional contra el crew de Francia, pero todo fue improvisado.

Gracias a su nivel y reconocimiento lo invitaron como juez, ¿qué enseñanzas le dejó esta experiencia?

Fui juez internacional en varias ocasiones. Estuve en Nueva York, Francia y México. Es una experiencia muy bonita, porque ya no estás en esa posición de competencia, sino que estás analizando. De hecho, piensas cosas como ‘tengo que corregir esto’, porque a la hora de ser juez, tu mente está más calmada y puedes analizar mejor el juego. Entonces, sirve para saber si en tus rutinas estás repitiendo. Ser juez te da otra perspectiva al momento de competir.

¿Cuáles son los puntos claves para brillar en el freestyle?

Me gusta más la energía con la que entras a la batalla, porque algunos entran cabizbajos y solo piensan en el balón, pero se olvidan de lo externo, del público, del ambiente y la energía de batalla, de responderle al contrincante. Como decir: ‘ah, si él me hizo este truco, entonces yo lo tengo que hacer mejor’. Eso es lo que más me gusta. De hecho, por eso es que vengo representando al país, por la energía del colombiano, que siempre se hace sentir. Pero siempre hay algo por corregir.

Usted empezó jugando fútbol, ¿qué le puede aportar el freestyle a dicho deporte?

En estos momentos estoy ayudando a jóvenes de la Comuna de Medellín. Damos clases personalizadas. Pulimos a los jóvenes que quieren mejorar su técnica. Tengo unos chicos de 10 años que son unos cracks, dominan el balón y juegan fútbol. Eso es lo que quiero en un futuro para el fútbol colombiano. ¿Por qué no soñar con que llegue un Neymar colombiano que haga ese freestyle dentro de la cancha, se divierta, haga regates y trucos? De hecho, eso es lo que le hace falta al fútbol colombiano. Eso quisiera ver algún día en mi país, un estilo como el de Brasil.

¿Le gustaría proponerle a cada club de fútbol que cree un área especializada en freestyle?

Me gustaría eso. Obviamente, el fútbol y el freestyle son deportes élite diferentes, pero están relacionados porque se juegan con un balón de fútbol, entonces, si el futbolista adquiere un poco en el freestyle, va a tener más técnica, más regate, puede pensar más rápido en cómo medirse al contrincante. Hoy en día, los entrenadores de fútbol solo miran al jugador más alto y lo pulen, pero están dejando de lado a los pequeños con talento. La idea es cambiar esa perspectiva como hizo Lionel Messi.

¿Qué tanto apoyo recibe el freestyle?

El deporte ha mejorado el 90%. Anteriormente, las competencias internacionales se hacían cada dos años, ahora se hace un mundial cada año, un torneo latinoamericano y un centroamericano, entonces son más oportunidades. Hay algunas competencias abiertas a las que puede ir cualquier deportista, obviamente con su apoyo familiar, empresarial o de marcas. Aquí en el país se ha masificado, pero sigue igual. Aún somos solo 80 freestylers nacionalmente. En estos momentos cada región tiene una alianza con el Estado. Por ejemplo, en Medellín, tenemos ayuda del Inder. Sin embargo, sueño con organizar un campeonato nacional con el Gobierno.

Teniendo en cuenta todos los logros conseguidos, ¿qué viene para ‘Boyka’?

Ir por más. Actualmente soy subcampeón mundial, logro que conseguí en la República Checa, compitiendo con más de 450 deportistas del mundo. En 2019, pienso ir por el título y por la escuela de formación de fútbol freestyle en la región y en el país. La idea es masificarlo. Además, darles a entender a las nuevas generaciones que es posible salir adelante con otro deporte en el que se usa un balón de fútbol, pero en el que ganar solo depende de ti.

¿Cómo será la preparación para conseguir los objetivos este año?

Estoy en un programa del Team Medellín. Es un programa de tendencias deportivas, en el que acogen al deportista, le dan un preparador físico, un nutricionista, un fisioterapeuta y un preparador psicológico. Esas son las cuatro ramas. Voy todos los viernes y entreno desde las 8:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. en las oficinas del Inder.

MÁS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

También le puede interesar:

¿Fue debut y despedida? Desde ese día no volvió al programa…

Posted by Comutricolor on Thursday, April 11, 2019

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo