¡Uno, dos y tres! Las claves del nuevo James Rodríguez

Por Román Gómez

Del cielo a la tierra. El cambio de James Rodríguez en los últimos meses es extraordinario, más allá del fracaso consumado del Bayern Múnich en la Champions League, ante el Liverpool.

La consumación de ese éxito del colombiano en el fútbol alemán se dio este domingo, en la goleada 6-0 al Mainz. Tres tantos que terminaron de convencer a Nico Kovac, quien apostó por él a partir de febrero y el colombiano le ha respondido con dividendos.

¿Qué cambió en la carrera deportiva de James Rodríguez paa que pasara de ser un jugador deprimido a uno protagonista y ‘capo’ del Bayern Múnich? Como sus goles en el Allianz Arena, tres son las claves de este presente del colombiano, que lo tienen confiado y en la vitrina del fútbol mundial.

Volvió a su posición original

Nico Kovac probó y probó, hasta que dio en la tecla para armar el mejor Bayern Múnich posible. Entre los cambios más significativos del técnico croata se encuentran ‘limpiar a las vacas sagradas’ del plantel, aquellos que llevaron a los bávaros a la cumbre continental, en 2013.

Arjen Robben, Thomas Müller y Franck Ribery siguen formando parte del plantel, pero no son jugadores indiscutibles, siendo más suplentes que titulares en este momento. Eso jugó en beneficio de James, quien en las últimas dos temporadas fue usado de comodín y ahora por fin juega de enlace.

Los niveles de Kingsley Coman, por izquierda; y Serge Gnabry, por derecha, rejuvenecieron a un plantel que pudo volver al 4-2-3-1, con compromiso ofensivo y defensivo. De esta manera, las actuaciones de James son más visibles para lo bueno, como ante el Mainz; o para lo malo, como ante el Liverpool, tachado en la cancha por el oponente inglés.

Compromiso defensivo

El DT fue clarito: James necesitaba mostrar más compromiso defensivo. Lo dijo en la previa del partido ante el Liverpool, en el Reino Unido.

A partir de allí, James no salió más. Jugó todos los encuentros como titular y su actitud en cancha demostró que en los retrocesos le da una mano al equipo en esa faceta.

Hasta que fue reemplazado, James fue de los tres jugadores que más corrió en el campo y el que más kilómetros hizo de los tres reemplazados en el Bayern, con 9.15 kilómetros recorridos.

Mayor conexión con sus compañeros

Antes de que James exhibiera el nivel que está demostrando, su empatía con los compañeros decayó. Su salida de Múnich era cosa juzgada, pero ahora se le nota feliz. En cada gol del Bayern, lo convierta él o no, muestra una sonrisa y es uno de los futbolistas que más gesticula en un conjunto que va rumbo a su séptima liga alemana consecutiva.

Para lograrlo, deberá sacar ventaja al Borussia Dortmund, rival con el que comparte la punta y con el que se enfrentará dentro de dos jornadas, en el estadio Allianz Arena. Ahí, James estará listo. Ahora toca la Selección.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo