¡Papelón! El blanco-blanco, quedó eliminado y rojo de vergüenza

Por Román Gómez

Tenía que haber sido un trámite y terminó siendo un drama. Once Caldas, aquel que levantó la Copa Libertadores en 2004, firmó uno de los peores fracasos de su historia.

Aunque no hay enemigo pequeño, la historia dirá que al conjunto de Manizales lo eliminó el Deportivo Santaní de Paraguay. El humilde equipo guaraní la pasó mal, pero convirtió un gol y lo defendió con uñas y dientes.

El tanto de Christian Aguada fue suficiente para ganar en Palogrande. Sin embargo, con el blanco jugado en ataque, Iván Cazal puso el 2-0 en el minuto 98.

De esta manera, Once Caldas quedó eliminado de la segunda competencia en importancia, apenas en la primera fase.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo