¿Se fue de Boca? Piqué fue con los tapones de punta contra el Real Madrid

Por Román Gómez

El partido en Lyon quedó 0-0, pero la noticia estuvo en las palabras de Gerard Piqué. Barcelona sacó una buena igualdad en Francia, aunque sin muchas emociones.

Por eso, lo más picante estuvo en los dichos del defensor catalán. Fiel a su estilo, fue con los tapones de punta contra el Real Madrid.

Esta vez la mecha que encendió la pólvora no fue el fútbol, sino el basket. Ambos equipos definieron la Copa del Rey de ese deporte el último fin de semana. Barcelona se quedó con el título, pero con mucha polémica. Por eso, el Real Madrid amenazó con irse de la liga.

Por eso, al término del juego ante el Lyon, Piqué declaró: "Ha pasado siempre en los últimos años, pasa en el básquet, pasa en el fútbol, luego llegan al Wanda les ayudan los árbitros y no se quejan, menos mal que no tienen más secciones, ni balonmano, ni hockey que si no…".

Las picantes declaraciones de Gerard Piqué contra el Real Madrid

Las declaraciones se dan días antes de lo que serán los dos clásicos en tres días, ambos en el Santiago Bernabéu. Los encuentros se disputarán la semana entrante, uno por Copa del Rey y otro por Liga.

En el partido de Champions, Barcelona dominó, Leo Messi fue la voz cantante del equipo culé en Francia, pero no pudo llevar a su equipo a la consecución del gol. El Olympique de Lyon intentó sorprender en los primeros minutos, pero dos atajadas del portero alemán Marc-André ter Stegen fueron claves para frustrar las aspiraciones galas en el estadio OL Parc de Lyon.

A partir de allí, los locales se conformaron con hacer un planteamiento mezquino, más mesurado, sin tanto protagonismo. Enseguida armaron dos líneas de cuatro y le cedieron el terreno al Barça. Al conjunto blaugrana le costó descifrar el crucigrama que presentó el Lyon, pero en el segundo tiempo pudo resolverlo.

Los leoninos no aguantaron la intensidad que propuso el Barcelona en la etapa complementaria, por lo que los culé llegaron muchas veces a posición de gol. Sin embargo, no fue la noche de Leo Messi, tampoco de Luis Suárez. El uruguayo continúa en una racha de poca frecuencia goleadora, lo que resiente el ataque catalán.

Encima, cuando el balón encontró arco, el portero Anthony Lopes se erigió como figura y logró ser el responsable del empate sin goles que deja bien parado al Barcelona para la vuelta, pero al humilde Lyon en la serie, todavía respirando y con el sueño de hazaña intacto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo