La sucia movida del Cardiff para no pagar transferencia de Emiliano Sala

Por Román Gómez

“Se acabó la vida de este cuerpo humano y lo que he guardado no sé para quién es. En el cementerio estoy vuelto gusanos y allá están peleando lo que yo dejé”, una frase muy popular en Colombia, interpretada por el difunto cantante de vallenato, Diomedes Díaz.

Seguro que Emiliano Sala jamás escuchó la canción ‘La Plata’, ni habrá escuchado el nombre del artista, pero la canción que interpretó le cae como anillo al dedo a la situación que se está presentando tras la muerte del argentino, quien falleció de manera trágica en medio del Canal de la Mancha, durante un vuelo privado desde Nantes con destino a Cardiff.

Recapitulemos. El delantero gaucho fue vendido en 17 millones de euros del equipo galo al club galés que juega en la Premier League de Inglaterra. Luego de hacerse efectiva la transferencia, desestimando el interés del Real Madrid por el goleador, éste viajó a Cardiff y firmó su contrato con ‘Los azulejos’, como le llaman al conjunto de Gales.

Allí se tomó las fotos de rigor y contento, pidió unos días más para resolver asuntos internos en Nantes y regresar para ponerse a las órdenes del entrenador Neil Warnock. luego de ello, tomó el vuelo que acabó con su vida y la del piloto David Ibbotson.

Lágrimas de cocodrilo

De inmediato, los principales en solidarizarse con la búsqueda de Emiliano Sala fueron el club francés y británico. Desde el Nantes suspendieron varios partidos en la Ligue 1 de Francia e incluso retiraron la camiseta número nueve, la que usaba el goleador patagónico.

Por el lado del Cardiff City, afuera del estadio se hizo un santuario para orar por la vida de Emiliano, guardando la esperanza que apareciera con vida hasta último momento.

Sin embargo, con el paso de los días y sin hallar el cuerpo del futbolista todavía, fue el Nantes quien tiró la primera piedra. El 6 de febrero, desde la ciudad del  oeste de Francia, exigieron el pago de 17 millones de euros, lo que costó la transferencia de Sala. Para ‘Los canarios’, la transacción se había hecho efectiva y no era su culpa el siniestro ocurrido.

Los galos le dieron un ultimátum al Cardiff City de diez díaz para hacer efectivo el pago. De no hacerlo, amenazó con llevar el caso a la Fifa, al considerar que estaba registrada la transferencia.

La sucia movida del Cardiff City para no pagar transferencia de Emiliano Sala

El contragolpe

Sala era un jugador letal a la contra. Se colocaba en el punto penal y solía definir las jugadas con jerarquía. Sin embargo, jamás imaginó que su imagen fuera usada para un contraataque en tribunales.

Cardiff City se está haciendo a la idea que tiene que pagar sí o sí el dinero. No obstante, pretende reducir al máximo ese pago. Para hacerlo, la solución que encontró fue demandar al agente del jugador, Willie McKay.

El argumento de los galeses parece traído de los pelos, pero es real. El diario Daily Mail aseguró que en la cúpula del Cardiff manifiestan que McKay infló los precios del jugador para que costase más de lo que costaba en el mercado. Además, aduce que el agente trabaja para el Nantes, por lo que el club galés también es culpable.

Si los tribunales dan la razón al Cardiff, el precio de Sala será menor que aquellos 17 millones de euros que en su momento se pactaron y de los cuales Emiliano Sala no pudo disfrutar ni un centavo, pero muchos quieren sacar tajada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo