Resistencia: el fútbol femenino quiere labrar su propio camino

Por Sebastián Gómez

Lo que hace algún tiempo era una utopía, hoy es una realidad. En medio de estigmas, señalamientos e incluso micromachismos, la Liga Profesional Femenina de Fútbol de Colombia hizo frente a estos factores y ganó la batalla.

Una generación dorada, que dejó en alto el nombre del país, tomó las riendas para ganarse el corazón de los casi 50 millones de habitantes. En medio de sus luchas por salir adelante y tocando puertas en otros países, comandaron la iniciativa para que este proyecto se materializara.

Prueba de ello es escuchar a una voz autorizada como el director técnico de la Selección Colombia Sub-20, Carlos Quintero, quien afirma que “las Yorelis, las Sandras y las Oriánicas fueron la semilla para que ahorita haya más participación en Colombia de las mujeres en el fútbol”.

Este acontecimiento no es un dato menor. De hecho, es considerado como uno de los hechos históricos de nuestro deporte, ganándose un lugar en las páginas doradas. Por eso, en estos siete años de Publimetro, queremos celebrar ese gran paso que se dio y del cual, en medio de los problemas que se presentan, todos los amantes de este deporte nos sentimos orgullosos.

Basta con retroceder un poco en el tiempo, exactamente al 17 de febrero de 2017. Allí, Deportivo Pasto y Cortuluá disputaron el primer partido de la Liga Femenina. Muchos ojos estuvieron puestos en él y no era para menos. Más allá de lo deportivo, se estaba dando un golpe de autoridad, en especial en el ámbito social y cultural.

Sin embargo, en su momento se pensó que el furor duraría poco y solo sería por el auge del momento. Pero no fue así. En la final entre Independiente Santa Fe y Atlético Huila, donde las cardenales se coronaron campeonas, el estadio El Campín recibió a 33.327 hinchas. Dicha cantidad se registró como la mayor asistencia en el mundo para un partido femenino a nivel de clubes. Además, quedaron a tan solo 7.873 personas de igualar el número de la final del Mundial en 2015.

El éxito de esta primera edición fue inminente. Razón por la cual, la segunda parte de esta historia no se hizo esperar. En 2018, si bien se tuvo como objetivo que todos los clubes participaran, tan solo ingresaron unos cuantos, entre ellos Atlético Nacional. El conjunto verdolaga debutó y llegó a su primera final, donde cayó a manos del Atlético Huila, quien repitió instancias decisivas y se adjudicó el título.

Lo cierto es que, más allá de los resultados fácticos, lo valioso son los aportes que dejó. Así lo evidenció, ‘el profe’ Quintero, como le dicen sus jugadoras. “La situación actual es positiva de cara a lo que viene y con base a lo que ya se ha vivido. La Liga ha brindado un espacio amplio y suficiente para futbolistas que antes no tenían la posibilidad de ver en el fútbol ese camino de mejorar su estilo de vida. Además, pienso que con todo y lo que ha pasado de que solo se jueguen cuatro meses, es importante el paso que se ha dado”.

Es así como, basado en las anteriores declaraciones, quedan al descubierto varios lunares que incluso son confirmados por el propio Carlos Quintero. “Es menester por parte de la Dimayor y la Federación buscar la manera de que lo que ya se hizo, se mejore. La inclusión de todos los clubes debe ser una obligación, ya que haría que 250 jugadores debuten en el fútbol profesional. También se necesita que lleguen nuevos patrocinadores para que la Liga crezca. Por último, que la Liga tenga una velación no solo de cuatro o cinco meses, sino que sea una temporada de un año porque eso es importante para nosotros los seleccionadores nacionales”.

No obstante, lejos de ahogarse en esta problemática, la cual no se puede pasar por alto, es importante resaltar lo que se avecina. Por eso, se diseñó un plan que lleva por nombre ‘Desarrollo del Fútbol Femenino’. Ese proyecto, que irá hasta 2027, tiene como objetivo brindarle garantías a las futbolistas y así mismo darles la oportunidad de participar en la Liga.

Sharon Ramírez, jugadora cafetera que visitó la camiseta de la Sub-17, así como también lo hizo en la Sub-20 en los Bolivarianos y el Sudamericano de Ecuador, no dudó un segundo en expresar todo su agradecimiento por la creación de la Liga Profesional Femenina de Fútbol.

“Antes de la Liga cada jugadora se preparaba en su club. Por eso, esperábamos que naciera la Liga. Eso fue muy importante para nosotras. Muchas tenían un gran talento y esa era la oportunidad de demostrarlo. Fue un avance y sirvió para profesionalizarse”

Eso sí, ella tiene claro que si bien esta es una maravillosa oportunidad, también existe un compromiso. “Debemos demostrarle a la gente que el fútbol femenino es bueno para ver y los medios de comunicación deberían mostrar nuestro fútbol y exponer que lo hacemos bien”

De igual manera, Angie Sánchez, quien milita en las filas del Bogotá FC, no dudó un segundo en dar a conocer que gracias a la Liga, el sueño de aspirar a una beca en Estados Unidos, uno de los países más fuertes en fútbol femenino, está más cerca.

Para concluir, Carlos Quintero entregó la mejor definición y balance de lo que se ha vivido hasta el momento. De hecho, culminó con una frase bastante diciente y contundente.

“Creo que en las dos ligas que se jugaron, se dejó un nivel bastante importante, un nivel que sobrepasó expectativas no solamente deportivas, sino también en la parte de mercadeo, económica, aficionados y demás. El fútbol profesional masculino le lleva muchos años al femenino, pero lo importante siempre es tomar las cosas positivas y construir su propio camino. El fútbol no tiene género, sino que tiene magia y eso nos va a permitir estar todos juntos en este deporte”.

MÁS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo