Cinco razones por las que Leo Messi no fue nominado al mejor jugador de la FIFA

Por Román Gómez

Un jugador como no ha habido otro. Muy rápido en su carrera, Leo Messi se metió en la élite del fútbol mundial, al punto de ser nominado al mejor jugador de la FIFA por doce años consecutivos. Algunas veces ganó, otras perdió, pero siempre estuvo. ¿Qué cambió para que no esté en la terna del 2018?

 

¿Por qué Leo Messi no fue nominado al The Best?

Mala temporada en el Barcelona y el Mundial

Los premios que otorga la FIFA son individuales, pero pesa mucho el rendimiento del equipo. Por desgracia, más allá de ser botín de oro, Leo no consiguió los objetivos gordos. La derrota del Barcelona ante Roma, en cuartos de final; y el estrepitoso fracaso de Argentina en Rusia conspiraron con sus posibilidades.

Poco liderazgo con la Selección

Messi no está rodeado de los mejores jugadores en la selección, pero se le pide más. Además, lleva en su brazo la cinta de capitán, pero este liderazgo no lo supo proyectar en 2018. En los partidos cruciales se le notaba cabizbajo, escondido y con rostro de frustración. La selección albiceleste fue el reflejo de él.

Zona de confort los últimos años

El argentino llegó a un punto de rendimiento sublime, algunos años atrás, pero se durmió en los laureles. Mientras se conformó con su performance, sus rivales mejoraron, se le acercaron y lo pasaron. Es el caso de Cristiano Ronaldo, quien con menos talento duplicó su trabajo y alcanzó a Leo en la consecución de Balones de Oro.

El adiós de sus mejores socios

Por momentos, Messi parece un extraterrestre, pero no lo es. Necesita de sus mejores socios para destacar y ellos han ido dejando el fútbol de alta competencia. Primero fueron Carles Puyol y Xavi Hernández, al que ahora se le sumó Andrés Iniesta. También, la marcha de Neymar resignó el poder de fuego del Barcelona y de Leo mismo.

Los años no vienen solos

Aunque sigue descrestando partido a partido, Messi no es el mismo de cuando tenía 25 años. Ahora tiene 31 y su cambio de ritmo es diferente. Un poco más cansino, ahora Leo es un jugador más cerebral, lo que perfecciona su fútbol, pero le quita lucimiento. Esas gambetas de derecha al centro cada vez son menos frecuentes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo