¡Los deportes en conjunto fueron la grata revelación en los Juegos Centroamericanos!

Por Sebastian Gomez

El país se bañó de oro en 79 ocasiones en Barranquilla, pero más allá de esto, en la retina de los colombianos quedó el majestuoso trabajo de algunos deportistas que en un inicio no figuraban.

Voleibol: ¡Salto de calidad!

No fue la presea dorada, pero poco importó eso. Con justa razón. Con la de plata, se convirtieron en los primeros en ubicarse en el podio de este deporte en dicho evento. Además, en semifinales eliminaron a la favorita, Cuba, dato no menor si tenemos en cuenta el respaldo que recibe cada escuadra en esta modalidad. Y lo más relevante son los nombres que resaltaron como Líberman Agámez y Renzo Mendoza, figurones en cada partido disputado.

Rugby: ¡Alto vuelo!

Los y las ‘tucanes’ demostraron que un proceso siempre trae consigo buenos resultados. Por un lado, la selección femenina superó de manera contundente 20-0 a Venezuela en la final. Así como también, la escuadra masculina, con un marcador un poco más apretado, se impuso 21-14 sobre México. Fue así como los dos se hicieron con el oro y confirmaron lo dicho por Andrés Gómez, presidente de la Federación Colombiana de Rugby, quien afirmó que el rugby es el deporte de conjunto con más proyección en el país.

Baloncesto femenino: ¿Sorpresa?

Pocos creían lo que vieron en el coliseo Elías Chegwin cuando la Selección Femenina derrotó 67-65 a la todopoderosa, Cuba. El duro golpe que se produjo al tratarse de un deporte no tradicional en Colombia causó un fuerte impacto. Sin embargo, la medalla dorada fue consecuencia del trabajo que vienen adelantando desde hace años. Formar un grupo que consiguió los títulos bolivarianos, sudamericanos y ahora en los Centroamericanos son el fiel reflejo de la excelente labor, más allá del poco apoyo y patrocinio.

Fútbol masculino: ¡Cumplió!

No era para menos. El deporte más popular y, por ende, el que recibe una alta inversión, corroboró que a pesar de las dificultades, malos manejos de las divisiones inferiores e incluso corrupción, los resultados se consiguen. Con más amor que fútbol, en muchas ocasiones, y gracias a la labor de un técnico como Arturo Reyes, quien tuvo la capacidad de unir a un grupo con pocas sesiones de entrenamiento, vencieron a la candidata, Venezuela, quien traía un proceso bastante largo.

Polo acuático: ¡A puro pulmón!

Con un solo jugador profesional y un entrenador español, la Tricolor dejó claro que, más allá de que su rival en la final, Cuba, fuera potencia en el deporte y se preparara en Croacia durante meses, las ganas de sobreponerse a las adversidades deportivas y hasta personales son más grandes que cualquier cosa. Así lo expresaron cada vez que entraron a la piscina. Por eso, un justo 12-10 puso a festejar a 50 millones de personas que no podían creer lo que estaban viendo.

MÁS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo