¿Qatar pierde el Mundial 2022? Dura confesión sobre su compra de la sede

Por Román Gómez

Mientras se pasa la resaca del reciente Mundial de Rusia 2018, es imposible no pensar en lo que será Qatar 2022, si es que se lleva a cabo.

Las sospechas sobre corrupción en la elección de la sede, allá por 2010, continúan latentes. Hasta el momento, ninguna de las pruebas ha sido tan determinante como para arrebatarle la sede, pero este testimonio sí podría cambiar el panorama del próximo campeonato del mundo.

El expresidente de la FIFA, Joseph Blatter, prendió el ventilador y aseguró que el país del Medio Oriente consiguió la sede con la ayuda del entonces mandatario de Francia, Nicolas Sarkozy, y el anterior mandamás de la UEFA, Michel Platini.

El suizo aseguró esto sin titubeos y manifestó que más de la verdad está revelada en el libro que publicó hace poco ‘Ma Verité’, en el capítulo diez. Allí, Sepp Blatter revela detalles del acto corrupto que terminó con la entrega de la sede del campeonato mundial a Qatar, una nación que jamás participó en una Copa del Mundo.

Joseph Blatter confiesa cómo Qatar compró la sede del Mundial

La elección del país árabe como anfitrión del Mundial 2022 obligó a la FIFA a mover la fecha de competición. En principio, el campeonato se disputará entre noviembre y diciembre de 2022, debido a las altas temperaturas que en los meses de junio y julio se presentan en aquel lugar del mundo, superior a los 50 grados centígrados.

Este hecho no gusta para nada al actual presidente de la FIFA, el suizoitálico Gianni Infantino. Ahora que existen pruebas contra Qatar, es posible que la FIFA ejecute el plan de contingencia y elija una nueva sede que le permita desarrollar la Copa del Mundo durante el verano europeo.

El reglamento de la FIFA dice que la prioridad para una sede de emergencia la tiene un país de la misma confederación, en este caso la asiática. Sin embargo, no necesariamente una nación cercana realizará la Copa del Mundo, si no ofrece las garantías necesarias para su realización.

Países como China, Corea del Sur y Australia (juega en la Confederación Asiática) mostraron interés para hacerse cargo del Mundial, si es que Qatar pierde la sede. Incluso, los chinos estarían en capacidad de organizar un Mundial de 48 equipos, como pretende Infantino para 2022.

Otros países no asiáticos quienes quieren organizar la Copa del Mundo son Inglaterra y Marruecos. Los inventores del fútbol afirman que están en disposición de realizar el torneo, siempre que se le requiera. Por su parte, la nación africana se postuló para 2026, pero perdió la elección frente a la candidatura conjunta de Estados Unidos, México y Canadá.

Por el momento, la FIFA no se refirió a las palabras que hizo Blatter en su cuenta de Twitter, pero se espera que la investigación siga su curso y la realización del Mundial en Qatar pende de un hilo.

 

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo