A la cenicienta Islandia le dieron las 12 y se acabó su sueño mundialista

Por Román Gómez

Islandia no quería que el sueño se acabase. Una historia linda, de esas que perdurarán en los anales de los mundiales. La nación más pequeña de Rusia 2018, que se ganó el corazón de todo el mundo, necesitaba un triunfo frene a Croacia que los metiera en octavos de final y de paso causara un sismo global, eliminando a Argentina.

La Arena de Rostov vio un encuentro con muchos intereses en juego, menos los de los croatas, quienes ya clasificados y dueños virtuales del grupo D, metieron 9 cambios. Solo Luka Modric e Ivan Perisic repitieron de la formación que le dio un baile a la Albiceleste, en Nizhny Nóvgorod.

Por eso, el partido fue muy diferente a lo que a priori se creyó. Islandia tomó el peso del encuentro y no dejó que Croacia dominara el balón, pese a tener al líder de orquesta en el terreno. Modric no podía solo.

El que emergió como héroe en el primer tiempo fue el arquero croata. No para su país, sino para los argentinos, que tenían una oreja puesta en lo que pasaba entre escandinavos y balcánicos. El portero Kalinic fue el responsable del empate sin goles al descanso.

Para la segunda mitad, Islandia fue a todo o nada. Con una postura ultraofensiva, dejó espacios atrás y Croacia así aprovechó. En una de las pocas que construyó el conjunto ajedrezado, la pelota fue tomada de volea por parte de Milan Badelj, que hizo un lindo gol que se gritó en los Balcanes y la Patagonia.

En ese momento, Argentina estaba clasificando con su victoria parcial sobre Nigeria. Más aún, Islandia adelantó filas. Atrás quedó ese orden ultraofensivo que los llevó a su primer Mundial, ahora había que correr el riesgo.

Así provocaron situaciones por doquier, hasta que una mano de Vedran Corluka en el área fue marcada como penal. Gilfy Siggurdsson tomó el balón y empató el juego. El sueño estaba vigente.

Sin embargo, al final todo se despedazó, con un gol cerca del final de Iván Perisic. El sueño islandés se apagó y Croacia, con titulares o suplentes, sigue con andar perfecto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo