Errores de risa dan victoria a Australia, sobre Hungría

Por Román Gómez

Con el Mundial tan cerca, cualquier victoria es bien recibida. No importa si la misma llega por errores del rival, como le sucedió a Australia en su triunfo contra Hungría. Los Canguros dieron un salto hacia adelante antes del debut mundialista, el próximo domingo frente a Francia.

El conjunto oceánico comenzó ganando promediando el segundo tiempo, con gol del mejor de la cancha: Daniel Arzani. El juvenil fue uno de los principales valores de los Aussies, y hace soñar con dar la campanada en el grupo C de Rusia 2018.

La victoria estuvo en riesgo luego del insólito autogol de Trent Sainsbury, capitán de los Socceroos, en el minuto 88. El defensor cabeceó sin cálculo y descolocó a su portero, Brad Jones.

Por fortuna para Australia, un húngaro hizo algo similar y permitió que los mundialistas lleguen confiados a su debut, en Kaliningrado. Tamas Kadar superó a su propio guardameta y certificó el disparatado triunfo canguro. De locos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo