¡Salah y comedor! Liverpool le dio un baile de novela a la Roma, pero…

El equipo inglés tiene pie y medio en la final de Kiev. Solo una catástrofe puede eliminarlos en el Olímpico.

Por Román Gómez

Intratable. La definición perfecta para Mohamed Salah. El egipcio, que fue despreciado por José Mourinho en algún momento, que relanzó su carrera en la Fiorentina y que se hizo gran jugador en la Roma, hoy cumplió con la ley del ex y destrozó las esperanzas de los italianos.

Liverpool encontró a su quinto beatle. Si algo le faltaba, era tener una noche de Champions como hoy. Tras el buen comienzo romano, que duró apenas 25 minutos, todo pasó a ser del equipo que nunca camina solo.

A los 35 minutos, luego de tres ocasiones erradas por Sadio Mané, Salah se hizo cargo y con un zurdazo a la escuadra derecha de Allison puso el 1-0. Gol al estilo Messi, quien contra la Roma no pudo hacerlo.

Era la noche del faraón y sobre el final del primer tiempo puso el segundo. Al espacio, con una Roma desordenada, la picó sobre la salida del portero y a celebrar con los aficionados.

Pero Salah quería más. No se conformó con ser el goleador de la noche, sino que también se puso el traje de asistente. Jugada espectacular y pase a Sadio Mané para el 3-0. La Roma deambulaba en Anfield.

El cuarto llegó con la fórmula Salah-Firmino. Del egipcio para el brasileño y 4-0. Noche espléndida para ‘Mo’.

Firmino no se quedó atrás y al menos en estadísticas, igualó a Salah. El brasileño marcó el quinto. La sinfonía era completa. El egipcio salió del campo para ser aplaudido por todo Anfield Road.

Sin embargo, una partitura más estaba por tocarse y era de terror para los locales. La Roma reaccionó y con el empuje de Dzeko, descontó.

https://twitter.com/hacef5/status/988878696760135685

Minutos más tarde, una mano en el área fue pitada como penal, que transformó Diego Perotti en el segundo descuento romano.

Fue un rock digno de John Lennon, que terminó como heavy metal. Liverpool hizo todo casi perfecto, pero la Roma sabe de hazañas y quedó en coma, pero con vida. Que lo diga el Barcelona.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo