James salió con un golpe y preocupa en la Champions League

El 10 de 'la Tricolor' terminó con una contractura muscular en la goleada del Bayern Múnich sobre Besiktas. Yerry Mina vio desde la tribuna el vibrante empate del Barcelona y el Chelsea.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La fecha de Champions League de este martes pintaba para tener una brillante participación colombiana, pero no fue así. Tanto James Rodríguez como Yerry Mina solo jugaron 44 minutos en sus respectivos partidos, y el defensor de Guachené ni siquiera estuvo en el campo.

A pesar de esto, el fútbol en estas series fue bastante brillante. No solo la gran goleada del Bayern Múnich en su casa sobre el Besiktas ofreció gran juego y oportunidades para una contundente goleada: el Barcelona intentó mantener una gran contundencia en el campo y logró superar las dificultades que solía tener en Stamford Bridge.

Preocupación por James

Más que el resultado que planteaba el partido del Bayern Múnich, el principal motivo de preocupación resultó ser la salida de James Rodríguez en el minuto 44, cuando su equipo ganaba 1-0. En un primer momento se pensó que el 10 colombiano, que había tenido un sorprendente tiro libre que pasó a centímetros del arco del Besiktas, había salido por un golpe.

En efecto, pocos segundos antes de su salida del campo, el jugador había sido golpeado en la cabeza por un fuerte balonazo de Thomas Müller. El temor fue que el 10 de 'la Tricolor' hubiera quedado con mareos o una contusión, pero el motivo habría sido mucho más inocente y común: una contractura muscular.

En diálogo con Fox Sports, James confirmó que tuvo una contractura muscular, que sentía duro el gemelo derecho y que por eso pidió el cambio, no por el balonazo que recibió. La situación contó con la bendición de Jupp Heynckes, quien confirmó la soliictud de James y afirmó que esta se debía, fundamentalmente, a una medida de precaución con miras a la continuidad de la competencia.

Mientras James se adelantaba las primeras pruebas médicas, el Bayern salió con un contundente 5-0 sobre el Besiktas. Los goles fueron de Thomas Müller con doblete, Kingsley Coman y otro doblete de Robert Lewandowski, aprovechando que el equipo visitante enfrentó la expulsión de Domagoj Vida en el minuto 16.

Una oda a la competencia

El impresionante partido entre el Chelsea y el Barcelona tuvo un gran juego, un excepcional equipo inglés que fue preciso, rápido y que solo cometió un error, el cual fue cobrado por Andrés Iniesta y Lionel Messi. La única falla fue que, con la llegada de Vermaelen, a Yerry Mina le tocó ver el partido en la tribuna.

Antonio Conte salió con un equipo rapidísimo y concentrado en bloquear el nivel de ataque del conjunto catalán. Durante un largo período, el Barcelona tuvo un juego muy flojo e inestable, con una posesión inútil y en la que Messi fue ahogado plenamente por Kanté y por una marca muy firme. En el primer tiempo, Chelsea sacó dos tiros en el palo.

Finalmente, Willian, que había sido uno de los jugadores que clavaron el balón en el palo, marcó en el minuto 62 con un remate contundente de media distancia. En el 75, el único error en salida de la defensa londinense le regaló en el área un balón a Iniesta. El español pasó el balón a Messi, quien remató e igualó el partido.

La preocupación para Mina es que haya sido dejado a un lado por Valverde: más allá del interés que ha tenido el técnico catalán en la continuidad de su última contratación, el jugador no ha alcanzado a consolidarse en la titular. El regreso de Vermaelen y la continuidad de Piqué y Umtiti han frenado las opciones, y solo cabe esperar que en sus oportunidades pueda destacarse lo suficiente.

(James) sufrió molestias en el gemelo, mañana se someterá a nuevas pruebas médicas.

Jupp Heynckes, entrenador del Bayern Múnich

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo