La tradición ganó y goleó en la Champions League

El Real Madrid tomó una temprana ventaja en su serie de Champions y le volteó el partido al París Saint-Germain. El Liverpool aplastó al Porto de local.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La fecha de octavos de final de la Champions League de este miércoles fue una oda de amor al fútbol. Los dos partidos jugados en el día de San Valentín demostraron la tradición del deporte más popular del mundo, con un duelo abierto que se convirtió en una gran victoria del Real Madrid sobre el París Saint-Germain, y una goleada contundente de Liverpool en su visita al Porto.

Jugados cuatro partidos de los octavos de final, la tendencia apunta a una superioridad marcada de los equipos ingleses, que luego de varios años de decepciones parecen apuntar a una participación importante de la Premier League en las fases finales. También se notó la gran diferencia de nivel entre varios rivales, lo que ha hecho que dos de las cuatro series estén prácticamente definidas.

La jerarquía venció a los millones

Parece una contradicción decir que el Real Madrid era el equipo menos favorecido en su duelo contra el PSG. El campeón de las dos últimas Champions League, con uno de los tres mejores jugadores del mundo, pintaba en la previa del partido como un equipo ligeramente inferior al campeón de Francia y su inversión de casi 500 millones de euros para ganar el torneo más importante de clubes de Europa.

Y en los primeros minutos, el PSG parecía haberse apropiado del Santiago Bernabéu. Con Édinson Cavani, Kylian Mbappé y Neymar dominando las acciones, el gol llegó rápidamente: minuto 32, una espectacular carrera del juvenil francés y un centro al arco. Cavani hizo la pantalla, Neymar un taco a la media luna y Adrien Rabiot remató de primera, con un buen remate que venció a Keylor Navas.

El Madrid respondió con un ataque muy fuerte, con Marcelo sumándose a Cristiano Ronaldo y Karim Benzema para tratar de abrirle el marcador a Alphonse Areola. El portero trató de salvar todas las que tuvo, incluso atajando un remate de Ronaldo con la cara, pero no pudo hacer nada cuando su compañero Giovanni  Lo Celso derribó de manera infantil a Toni Kroos y forzó el penal. El portugués consiguió el empate al minuto 44.

El Madrid se la jugó para buscar voltear el partido en el segundo tiempo, y en cinco minutos arrancó dos jugadas que salvó Areola, una de las figuras del partido. PSG trató de reaccionar con varios ataques de su tridente que salvó milagrosamente Keylor, pero Unai Emery sacó a Cavani por Tristan Meunier y resignó el nivel de ataque que tuvo en el partido.

El técnico 'merengue' Zinedine Zidane sacó mano de su experiencia y metió a Marco Asensio y Gareth Bale para ir por el partido. Funcionó: un centro de Asensio fue capturado en el rebote por CR7 para el segundo gol al minuto 83, y Marcelo marcó el tercer gol a pase del joven volante español tres minutos después.

Los 90 minutos finales quedarán para la decisión en el Stade de France de París el próximo 6 de marzo, con la posibilidad de que el Real Madrid pueda enfocarse en la Champions luego de la caída de nivel en la Liga de España y de la salida de la Copa del Rey.

Una mano de Liverpool aplastó al Porto

De la mano de Sadio Mané, el Liverpool de Jürgen Klopp sacó de Portugal una goleada brillante. El primer gol surgió de un remate del senegalés en el minuto 25, que pasó por debajo del portero José Sá. Mo Salah anotó su gol número 30 de la temporada en el minuto 30, y los 'diablos rojos' aflojaron el paso.

El Porto trató desesperadamente de buscar el descuento y mantener viva la serie, pero el contrataque inglés fue demasiado. Mané anotó un tercer gol en el minuto 53, luego de un rebote que dio Roberto Firmino; el brasileño consiguió su gol en el minuto 70 con un remate cercano al punto penal, y Mané marcó en los últimos segundos su tripleta con un remate de 25 metros.

El Liverpool mantiene el paso despiadado que tuvo en la fase de grupos y, con 28 goles en 7 partidos, es el equipo más goleador de la Champions League. Junto con el Manchester City, el equipo de Klopp está muy cerca de la clasificación a los cuartos de final, buscando llegar a su primera final europea en 11 años. El desempeño de Mané debe ser muy preocupante para la selección Colombia, que enfrentará a su Senegal en Rusia.

El Real Madrid no tiene 12 copas de Europa por casualidad. Estamos muy contentos por el resultado contra un equipo como el París que te puede poner en dificultad, pero podemos estar contentos.

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo