Santa Fe y Jaguares aplazaron las emociones para el juego de vuelta en El Campín

Monterianos y cardenales disputaron un partido cerrado con pocas llegadas al arco.

Por Román Gómez

Capítulo uno. El cruce entre Jaguares y Santa Fe era a priori uno de los más desiguales de las llaves de cuartos de final. La tendencia favorecía al equipo cardenal, segundo de la tabla de posiciones del campeonato. Sin embargo, nada fue así.

Jaguares le plantó cara al ‘Expreso rojo’, haciéndole disputar un partido cerrado en todas las líneas. Los locales no perdieron la calma en el estadio Jaraguay, con un buen marco de público.

Conocedor de la estrategia santafereña basada en el contragolpe, el equipo de Huberth Boder atacó con mesura y poca precipitación. No obstante, la falta de audacia local era castigada por la férrea defensa de los bogotanos.

Por su parte, Anderson Plata era de los más picantes en el ataque cardenal, pero solo era incapaz de superar a los felinos, que defendieron en bloque. Jaguares pudo contrarrestar a una ofensiva que se vio raquítica, una vez más.

En la segunda mitad se vio la acción grosera de la tarde cordobesa, con una patada que Javier López le propició al recién ingresado Juan Sebastián Villota, en la cabeza. El jugador no fue sancionado por ella.

Quien sí vio la tarjeta roja fue Yeison Gordillo, por doble amonestación. El volante tapón no estará presente en el juego de vuelta, el próximo jueves en El Campín.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo