Cinco enseñanzas que nos dejó la participación de Colombia en el Mundial sub 17

El paso de la tricolor por India fue fugaz y culminó en octavos de final, vapuleado por Alemania. Sin embargo, hay cosas buenas y malas que destacar.

Por Román Gómez

¿Fracaso? El paso de Colombia por el Mundial sub 17 de la India fue efímero. La tricolor quedó eliminada por Alemania en los octavos de final, derrotada 4-0.

Sin embargo, la aventura india dejó cosas qué aprovechar y otras en la que hay que reflexionar de cara al futuro. Cinco puntos son los que se pueden destacar y no tirar a la basura.

5- Orlando Restrepo, Un DT para los jóvenes

Grata sorpresa se llevó el país con el seleccionador sub 17. Restrepo es un hombre de bajo perfil, que se ganó el puesto por su labor con los más pequeños por toda Colombia. Aunque el resultado final no es su mejor carta de presentación, el proceso sí es aprobado. El equipo jugó a lo que él declaró y los futbolistas se vieron comprometidos con la idea de su timonel.

4- El talento sigue surgiendo

La camada de buenos jugadores en el país no se detiene. Los jóvenes salen de las poblaciones más deprimidas del país y la Federación tiene la obligación de captar ese talento, no solo para lucrarse de sus dones, sino para formarlos y contenerlos en lo social. La formación es uno de los talones de Aquiles del fútbol colombiano y eso debe cambiar con esta generación y las venideras.

3- Les faltó roce

A pesar de que son niños todavía y apenas inician su carrera deportiva, a la selección le faltó roce internacional. La preparación no fue la más óptima y eso se notó en la mayoría de los partidos. El combinado tricolor careció de oficio ante Ghana, sufrió para cerrar el partido ante la débil India y se cayó en su ánimo tras el primer golpe recibido por Alemania. Las giras previas a una cita orbital deben ser mejor planeadas.

2- Juan Sebastián Peñalosa

De varios jugadores que se destacaron en el Mundial de India, el nombre propio fue Juan Sebastián Peñalosa. Este hábil y potente delantero descrestó al país e incluso ya es mirado de reojo en el concierto internacional. De la Federación y del club colombiano que lo fiche (hoy hace parte del club Estudiantil de la Liga de Antioquia) dependerá que este diamante en bruto se pula o se pierde en el ostracismo, como tantos otros.

1- No hay arqueros

Suena cruel pero es la conclusión después de cada torneo importante en los que compite la tricolor. De David Ospina para abajo no hay nada y el joven portero Kevin Mier tampoco demostró ser la esperanza de cara al futuro. En la Federación no se trabaja de la mejor manera en la captación de talento en el arco, así como no forma a los que hay. El portero de la selección mayor no será eterno y las alarmas ya están encendidas, a pesar de que le dé para dos o tres mundiales de mayores más.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo