El hincha de Santa Fe que narra a su amigo sordociego los partidos de Millos

José Richard Gallego sigue su afición por el fútbol y por Millonarios a pesar de un síndrome que le causó ceguera y sordera, gracias al apoyo de un "hada madrina", César Daza.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Miles de personas hacen sacrificios para acercarse todas las semanas a un estadio de fútbol. Tal vez ninguna de estas sea tan reconocida ni se haya esforzado tanto como José Richard Gallego. A pesar de una enfermedad, ha sido capaz de volver a seguir los partidos de Millonarios, gracias al apoyo de su mejor amigo: César Daza.

José Richard conoció el fútbol cuando todavía podía ver, antes de sufrir la enfermedad de Usher. Este síndrome afecta primero a la audición y luego a la vista, por lo que el joven que espera ser panadero perdió la posibilidad de ver, pero consiguió la posibilidad de aprender a comunicarse con César.

Nada impide que los dos amigos participen de esta costumbre semanal, aún cuando Daza es hincha de Santa Fe y Gallego, de Millonarios. Desde 2014, cuando ambos se conocieron en una iglesia cristiana en la que César había sido invitado para participar en una jornada de apoyo a personas con sordoceguera, se han convertido en compañeros inseparables.

Incluso, desarrollaron un lenguaje de señas para que, a pesar de la sordera y la ceguera, José Richard pudiera sentir los partidos. Desde el Mundial de Brasil, han empezado a seguir los partidos por televisión y a desarrollar un lenguaje especial para seguirlos a través de lenguaje de señas y mediante una tabla. Para el clásico del pasado 27 de agosto, fueron por tercera vez y llamaron la atención de cientos de medios.

César y José Richard aseguraron que la rivalidad no es importante para los dos, debido a la fuerza de su amistad que les ha permitido ver de esta forma el fútbol y ser un ejemplo para la sociedad. “A César le gusta un equipo y a mí otro, pero no tenemos nada en contra del otro. Llevamos una amistad y es lo que queremos mostrarle a todo el mundo”, dijo Gallego a Univisión.

“Quiero que sepan que más que una camiseta lo que importa es el respeto por todos. Si el equipo de César gana yo lo aplaudo, lo felicito y lo bendigo. Si se diera al contrario, estoy totalmente seguro de que César va a hacer lo mismo conmigo”, recalcó José, luego de que el partido quedara 2-0 a favor de los 'cardenales'.

Pero los hinchas de Millonarios saben que esta situación es muy superior a una simple pelea de barras bravas. Una de las cosas que destacaron los equipos es que a César y José Richard les tocara andar con chaquetas para no mostrar su camiseta albirroja, en especial con las restricciones para la asistencia de hinchas visitantes en el estadio.

Este domingo, y en medio de un partido en el que Millonarios realizó una campaña familiar para que los niños y mujeres pudieran asistir al Campín en el juego contra el Pasto, miembros de varias barras de occidental de Millonarios se aproximaron a los dos amigos y les entregaron un obsequio: una camiseta de Millonarios y una de Santa Fe, firmadas por miembros de sus barras.

El santafereño es el creador de la ‘Fundación Sin Límites’ y allí presta ayuda y servicio a las personas que tienen limitaciones y dificultades con la vista y el oído.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo