Pasito a pasito, puntito a puntito, Colombia se acerca al Mundial (1-1)

La selección jugó bien y le igualó al Brasil de Tite, que hasta ahora había ganado lo que había jugado en la Eliminatoria.

Por Román Gómez

El Metropolitano de Barranquilla se puso su mejor pinta. El día acompañó y el escenario se vio abarrotado varios minutos antes del pitazo inicial. El huésped en esta ocasión era Brasil, con Neymar, Firmino, Willian, Dani Alves y toda la banda.

Por el lado tricolor, el regreso de James Rodríguez brindaba ilusión a los asistentes y respaldo a los compañeros. José Pékerman además puso en el terreno a Davinson Sánchez, en defensa; y a Abel Aguilar, en el mediocampo, cambios con respecto al partido vs Venezuela.

La confianza puesta nuevamente en Edwin Cardona y al volante de Boca Juniors se le vio activo desde el minuto uno. Sirvió el jalón de orejas. Colombia no respetó a Brasil de entrada.

Con la necesidad de certificar el boleto al mundial de una vez por todas, los muchachos de José Pékerman fueron por el triunfo, sin importar el rival. Los pentacampeones del mundo se sintieron sorprendidos.

Uno de los más activos, James Rodríguez. El capitán estaba que se jugaba desde el jueves pasado, donde no vio actividad ante Venezuela. Con pases precisos, combinaciones con Cardona y Cuadrado, el del Bayern era el más punzante.

Así fue como una conexión entre Cardona y James terminó con el zurdazo de este, que atajó Allison para Brasil. Esa fue la más clara de Colombia en el inicio del primer tiempo.

Brasil no reaccionaba, pero el juez Jesús Valenzuela le dio un salvavidas cuando ordenó la pausa para refrescarse. Parece que el agua le vino muy bien al líder de la eliminatoria, sobre todo a Neymar, que comenzó a aparecer.

En un par de ocasiones, el crack del PSG complicó a la defensa nacional. David Ospina, con un guantazo primero y luego achicando al 10 brasileño, salvaron la papeleta.

El combate estaba equilibrado y el primer tiempo se iba al descanso con un 0-0 justo y una paridad en todo sentido. Sin embargo, en el minuto final todo se puso patas arribas.

Una perra se metió en medio de la defensa colombiana, como anticipando que iban a faltar hombres para defender el último embate brasileño. Neymar dejó atrás a Santiago Arias y la jugada terminó en un tiro de esquina, mientras que la canina no quería retirarse de la cancha.

Una vez pudieron sacarla, la zaga colombiana pareció desconcentrarse y los brasileños hicieron una gran jugada, empezada por Marquinhos, con la calidad notoria de Neymar para asistir y un zapatazo de Willian en el que Ospina no pudo ser héroe nuevamente. Así, Brasil se llevó mucho premio a los vestuarios.

Para la segunda mitad, Pékerman metió mano. Afuera Juan Guillermo Cuadrado, uno de los más flojos del encuentro, adentro Yimmi Chará. El jugador del Junior revitalizó el ataque y James no perdió el ímpetu. Del botín del capitán nació el gol del empate.

Rodríguez se tiró a la derecha. Fue el socio de uno y otro, sobre todo del un movedizo Chará. Entre ellos nació la conexión de la que se sumó Santiago Arias. El lateral recibió de lujo de James y lanzó un centro preciso a la cabeza de Falcao.

Hasta ese momento, el partido del ‘Tigre’ era discreto. Pero los goleadores son así: esperan agazapado y dan el zarpazo en el momento justo. Cabezazo ajustado del goleador y nada que hacer para Allison.

El gol fue una obra de arte y llenó de confianza a todo el equipo para el remate del partido. No obstante, el físico comenzó a pasar factura en las dos selecciones, que de todas maneras atacaban y se fajaron golpe a golpe, hasta el final.

En el descuento ambos conjuntos se hicieron pasito y supieron que el empate era un hecho. Colombia se marcha del doblete eliminatorio sin una victoria, pero con dos puntos que hacen percibir más cerca a Rusia que nunca. Despacito, como la canción, la tricolor se acerca a su sexto mundial de la historia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo