¡La leyenda de ébano! Caterine Ibargüen, plata en Londres 2017

La antioqueña sigue sumando medallas, aunque esta vez se conformó con la plata. La venezolana Yulimar Rojas se quedó con el oro.

Por Román Gómez

Como una reina. Si algo tiene seguro Caterine Ibargüen es su perseverancia y gallardía a la hora de competir. Esta vez, como nunca antes, la antioqueña estaba amenazada por una rival que era capaz de discutirle el título mundial en Londres.

En el primer intento, Caterine Ibargüen alcanzó los 14.57 y se colocó en el primer lugar de la tabla de clasificación, por encima de sus máximas rivales, Yulimar Rojas y Olga Rypakova. Sin embargo, ese intento solo puso en calor a las tres candidatas al oro.

La segunda ronda le puso las coas difíciles a la colombiana. La venezolana Yulimar Rojas voló por los aires e impuso un 14.82, desplazando a Caterine Ibarguen. Para colmo, al inicio de la tercera manga, la kazaja Rypakova también saltó de gran manera y desplazó a la ‘diosa de Ébano’ al bronce parcial.

Yulimar se sentía confiada. Su marca fue superada en el segundo intento, por un centímetro más. A Ibargüen no le quedó otra que esforzarse al máximo y mostrar todos sus dotes de campeona olímpica y mundial.

El tiempo y el espacio se paralizaron en el tercer intento de la nacida en Apartadó, que cortó el aire y voló para poner un impresionante 14.89, que nuevamente la puso en el lugar de privilegio de la tabla de posiciones. El oro estaba cerca.

La cuarta ronda puso los nervios de punta. La segunda mitad de la competencia tuvo en aprieto a las tres, que no pudieron superar su marca a pesar de haber tenido intentos válidos. El lugar más alto del podio seguía en las piernas de Caterine.

Luego, el momento de sufrir. Yulimar Rojas resurgió y casi caminando se despegó del suelo para aterrizar en una marca de 14.91, dos centímetros superior a la colombiana. La postura corporal de Caterine Ibargüen aplacaba los nervios en todo el país que la estaba apoyando, pero el quinto salto no superó a la venezolana.

Último intento de Caterine. La vara estaba alta y Yulimar Rojas demostró que le podía pelear de tú a tú a la colombiana. Ibargüen se quedó en la puerta del tricampeonato del mundo y como una reina, felicitó a la ganadora en esta ocasión. Habrá más episodios en esta rivalidad, pero esta vez fue para la venezolana. Mientras, Caterine sigue sumando medallas y engrosando su leyenda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo