Sufrimos con él. Hicimos fuerza en aquella épica etapa con llegada a Chambéry, en la que el foto-finish decretó su triunfo. El empuje de 44 millones de colombianos hizo el milagro sobre la meta, imponiéndose al francés Warren Barguil, con la bicicleta maltrecha.

Nos emocionamos cuando puso en aprietos a Christopher Froome y se acercó a la cima, a 35 segundos, aunque minutos después fue penalizado y derrumbó las ilusiones del país por una jornada entera, el 13 de julio. Horas más tarde se le devolvieron los 20 segundos de penalización, se hizo justicia.

El segundo puesto se alcanzó a pocos días del final y aunque volvió a manos del francés Romain Bardet, la contrarreloj de Marsella daría una oportunidad de oro para volver al escalón de plata en el podio.

Sin embargo, para el ‘Toro de Urrao’ no hubo etapa fácil, sin sufrimiento a la vista. A pocos metros del estadio Velódromo de Marsella, un mal cálculo lo llevó contra la baranda, pero los frenos hicieron que el traspié solo fuera una anécdota. Rigoberto Urán abrochó el segundo puesto del Tour de Francia.

Este domingo, en los Campos Elíseos, el pedalista antioqueño giró por las calles de París acompañando al campeón Christopher Froome, sabiendo que él fue el campeón del alma, del esfuerzo, de eso que nos sobra a los colombianos.

Ese ‘Rigo’ que se subió al podio olímpico en Londres, ganando la medalla de plata; el mismo que en dos ocasiones ocupó el segundo lugar del Giro de Italia, hoy hace historia en la carrera más prestigiosa del mundo ciclístico.

Urán calló al mundo entero y a la vez dio de qué hablar en todo el planeta. Un ciclista que aprendió a pedalear la vida desde muy niño, cuando perdió a su padre de manera trágica, se juramentó que todo en su vida sería en base al esfuerzo, al sudor desparramado para alcanzar el éxito.

Hoy tiene el reconocimiento que se merece. Rigoberto Urán se subió al podio en París y escribió su nombre en la historia del ciclismo colombiano y mundial. Con los años, se hablará del ‘Toro’, del ‘Corsario’, de ‘Rigoneitor’, del ‘Nea’, todos sinónimos de un héroe del deporte nacional, que hoy se graduó de monsieur. Monsieur Rigo.


REACCIONES

"Estoy muy contento de ser segundo. Cualquier ciclista sueña con estar en el podio del Tour de Francia", dijo el ciclista del Cannondale.

Urán, que acabó a 54 segundos del británico Chris Froome, la menor distancia en los cuatro triunfos del ciclista del Sky, aseguró sentirse "muy feliz".

"Este es mi cuarto Tour y acabarlo en el podio me da mucha felicidad", señaló el colombiano, que en 2013 y 2014 ya fue segundo en el Giro de Italia.

Urán reconoció que su segundo puesto en el Tour puede haber sorprendido a muchos porque en los dos últimos años no había tenido buenos resultados, pero aseguró que él tenía confianza en hacer algo grande.

"Venía bastante bien, tenía buenas esperanzas, pero no podía estar seguro de acabar en el podio porque el Tour es difícil", destaco.

Urán señaló que cuando ganó la etapa de Chambéry sus esperanzas de acabar entre los tres primeros crecieron.

 

Así quedó la Clasificación final Tour de Francia 2017

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo