Roger Federer, campeón a las lágrimas del Abierto de Wimbledon

Por Juan Manuel Reyes Fajardo
EFE
Roger Federer, campeón a las lágrimas del Abierto de Wimbledon

Las lágrimas protagonizaron la final de la 50 edición del Abierto de Wimbledon. Las de Roger Federer, que rompió a llorar al ver a sus cuatro hijos en el palco tras vencer a Marin Cilic por 6-3, 6-1 y 6-4 y lograr el título por octava vez, y las del croata al saber que no podía competir al máximo nivel tras lesionarse la planta del pie izquierdo.

Federer se convirtió en el jugador que más veces ha ganado este Grand Slam, y el más veterano en lograrlo, al imponerse a Cilic en una hora y 41 minutos. Además, conquistó el título por primera vez sin ceder un set (había estado en dos ocasiones a punto de conseguirlo, en 2006 y 2008).

Un "ace" final, el octavo de su cuenta, sirvió para que Federer cerrara la contienda y se hiciera con su decimonoveno título 'major'. Así rompió la igualdad que mantenía en Wimbledon con el británico William Renshaw, hombre récord en los albores del torneo, y el estadounidense Pete Sampras, ya en la Era 'Open', con siete.

Cilic, campeón del Abierto de EE.UU. en 2014, se vio perjudicado por una lesión en la planta del pie izquierdo, por la que lloró desconsoladamente al término del tercer juego del segundo set (3-0). Parecía que iba a retirarse, pero saltó de nuevo a la central tras una gran ovación del público. Luego, actuó disminuido ante Roger Federer, que no tuvo compasión.

El suizo conquistó así su segundo Grand Slam este año, tras vencer al español Rafael Nadal en la final del Abierto de Australia en enero. Ambos con 35 años cumplidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo