¿El fin de la Copa Confederaciones? FIFA no daría continuidad al torneo

A pesar de que ha resultado todo un éxito, la edición que se está celebrando en Rusia sería la última de un certamen que lleva 10 ediciones hasta el momento.

Por Román Gómez

La Copa Confederaciones se transformó en el abreboca de los Mundiales, desde que FIFA tomó el control de la competencia, en 1997. Un torneo que reúne a los campeones de los continentes, sumado al anfitrión y al monarca mundial, se volvió familiar en los últimos año.

El campeonato que inició por capricho de un rey árabe, se transformó en uno de los trofeos que la mayoría de selecciones quiere exhibir en sus vitrinas y que solo cinco naciones pueden hacerlo hasta el momento: Brasil, Francia, Argentina, Dinamarca y México.

Sin embargo, pese al fervor que despierta en los aficionados a un año de la máxima cita orbital, a la FIFA nunca la terminó de convencer. Ahora, ad portas de una nueva final de Confederaciones, la competencia corre el riesgo de estar presenciando su última versión y no ver más la luz.

Aunque varias selecciones la toman con seriedad, la mayoría para ser francos, algunas federaciones consideran incómoda su existencia y la obligación de asistir.

Es el caso de Alemania, quien en esta ocasión llevó al equipo B y aunque los suplentes de Neuer, Hummels, Kroos, Ozil y compañía sean muy buenos, su entrenador Joachim Low despreció el certamen en público.

“Para los jugadores muy desgastados, con muchos partidos de selección, de liga y de Champions a sus espaldas, puede ser una carga a nivel individual”.

Esta postura de no llevar a sus estrellas por parte de los campeones del mundo, sumado al apretado calendario internacional, hace que FIFA esté considerando ‘dar de baja’ a la Copa Confederaciones, en virtud de un nuevo torneo.

La próxima edición debería ser celebrada en 2021 y aunque conforme al protocolo debiera disputarse en Catar, FIFA anunció durante la era Blatter que de ninguna manera se jugará en ese país, debido a las altas temperaturas.

En su momento, el exsecretario general de la FIFA, Jerome Valcke, afirmó que buscarían otra sede para la Copa Confederaciones 2021 en reemplazo de Catar, pero en el mismo continente. A cambio, los cataríes tendrían una competencia FIFA de fin de año, que podría ser el Mundial de Clubes.

Tras la apertura para albergar la Copa preámbulo del campeonato del mundo, varios países alzaron la mano, picando en punta China y Corea del Sur, a la para que Australia (que para términos futbolísticos hace parte de la Confederación Asiática).

Pero, tras el ‘FIFAGate’ y la elección de Gianni Infantino, su continuidad está puesta en duda. De manera lineal con sus planes de expansión, el mandamás de la FIFA tiene en su cabeza un súper Mundial de Clubes en los año antes del Mundial, suprimiendo así el tradicional torneo que reemplazó a la Copa Intercontinental, y de paso a la Copa Confederaciones.

El presidente del ente rector del fútbol mundial, político y fiel a su estilo, no ha soltado prenda a la hora de confirmar o descartar la continuidad de la Copa Confederaciones.

“Hoy nos concentramos en esta Copa. Vamos a ver un gran fútbol. Luego, a ver…”.

La Copa en la que supo competir la Selección Colombia en 2003, podría estar viviendo sus últimas horas. Hasta que se confirme si sigue disputándose o no, quedarán los recuerdos lindos como el del gol de Giovanni Hernández a Japón, la participación de la México de Osorio, o el triste recuerdo de la muerte de Marc Vivien Foé, que hicieron de esta Copa una digna de existir.

Este fue el gol de Giovanni Hernández a Japón en la Copa Confederaciones 2003

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo