Daniel Pereira intentará conquistar Perú, con un auto armado por él

El piloto profesional de rally enfrenta su mayor desafío deportivo, buscando alcanzar el sueño de competir por fin en un rally Dakar.

Por Román Gómez

Daniel Pereira tiene un sueño: participar en el rally Dakar. En la edición 2017 estuvo muy cerca de lograrlo, pero otra vez se le escurrió de las manos. Sin embargo, la meta sigue vigente y para él y su equipo de trabajo, la edición 2018 no se les puede escapar.

Competir al lado de Carlos Sainz, Sebastian Loeb y los mejores pilotos de rally del mundo no es un sueño inalcanzable ni mucho menos, pero para lograrlo debe pasar un arduo camino por el que no pasaran las estrellas mundiales.

Ese periplo comenzará en el mes de abril en Perú, durante el rally local de Perú, que tendrá tres etapas válidas para la Dakar Series, competencia clasificatoria que otorga cupo al ganador para la próxima edición de la máxima carrera de rally del mundo, que se desarrollará el próximo enero en terreno sudamericano.

“Es preparación para el Dakar 2018. Son tres válidas en Perú, en terreno de arena, desconocido para nosotros. La idea es ir y practicar, porque acá no hay dunas. la meta es ir a ganar, porque el ganador recibe inscripción para el Dakar”.

Lograrlo representará una satisfacción a Pereira y todo su equipo de trabajo. De conseguir la victoria, el placer será doble ya que el auto fue construido por sus propias manos. Juntos, tomaron una plataforma de un carro Mitsubishi y lo modificaron, consiguiendo la certificación de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), para poder competir a nivel internacional.

“El equipo Pereira Racing tiene hace seis años el objetivo de correr un Dakar. Vimos opciones de comprar un carro en Europa, traerlo, pero no me convenció mucho. Hace cinco años comenzamos con el reto de armar un carro con toda la normativa FIA”.

En 2016, un técnico argentino de la FIA avaló el auto y a partir de allí, el sueño empezó a andar. La máquina necesita la mayor cantidad de kilómetros recorridos posibles, para estar a la altura de una competencia tan dura como es el Dakar. Por eso, es ideal esta preparación en terreno arenoso en el sur de Perú, atmósfera hostil para Daniel Pereira en Colombia.

“El fuerte del auto es que lo conocemos de punta a punta, porque lo armé yo mismo. Está construido con todo el cariño y la pasión del caso. Mecánicamente es muy hábil en cualquier tipo de terreno. Tiene 220 caballos de potencia, no es tan potente con respecto a otros autos de la categoría, pero podemos equilibrar un poco con la versatilidad que tiene el carro”.

Con esa presentación, el Team Pereira Racing se siente confiado para conseguir por los lugares de vanguardia. Sin embargo, la competencia no está confirmada por la emergencia ambiental que sufre Perú por estos días, consecuencias de las lluvias torrenciales en el norte del país.

“Hacia el norte del Perú están en problemas con el invierno, hay muchas lluvias. Corrió el rumor de que iban a postergar las válidas porque ese país está en emergencia. Ojalá no lo cancelen. Si no lo cancelan, viajamos el domingo”.

Una de las válidas sudamericanas de la Dakar Series comenzará los primeros días de abril, si el tiempo lo permite. Daniel Pereira y su equipo quieren ganarle tiempo al tiempo porque esta vez, por ningún motivo, se les puede escapar la clasificación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo