El infierno de los jóvenes cracks colombianos en Europa

Las promesas del fútbol colombiano viajan a Europa en busca de ser figuras mundiales, pero ¿qué tan beneficioso es irse tan joven del país?

Por Román Gómez

Comienza un nuevo torneo sudamericano sub-17, el semillero del fútbol mundial. Al debutar en la categoría prejuvenil, todos sueñan con ser Messi, Ronaldinho, Cristiano Ronaldo, Luis Suárez o el ‘Tino’ Asprilla. Por eso, meten sus ilusiones en la mochila, con la ambición de ‘saltar el charco’, si llegan a demostrar su valía en el fútbol colombiano, para luego irse a Europa de manera precoz. Sin embargo, cuando viajan al viejo continente, el factor común de la mayoría de ellos es la intrascendencia.

Sus sueños se derrumban y comienzan a deambular por equipos de poca monta, a veces en países con poca tradición futbolera. Cuando el cansancio los supera, regresan al país a comenzar de nuevo. Algunos, jamás recuperan el nivel que supieron tener.

Desde el año 2011, año en que Colombia organizó la Copa Mundial juvenil, hasta la fecha, solo dos casos se rescatan de jugadores que dieron el salto de Colombia directamente a Europa, sin hacer tránsito previo por las ligas de Argentina, Brasil o México. Los que se rescatan son Luis Fernando Muriel, quien fue adquirido por Udinese a muy corta edad; y Davinson Sánchez, asentado actualmente en el Ajax de Ámsterdam.

Incluso, el delantero fue cedido al Granada, donde no le fue bien, y al Lecce, donde se destacó, antes de arribar al Udinese. Hoy, Muriel es uno de los referentes colombianos en Italia, actuando para la Sampdoria. Santiago Arias y Jeison Murillo también saltaron de Colombia a Europa, aunque antes de llegar a sus clubes actuales, hicieron paso previo.

Pero estos son casos esporádicos. La realidad es distinta, bastante triste. Estos son los casos de jugadores que del 2011 para acá pintaban para ser cracks de la selección Colombia, pero al irse a Europa se perdieron, o les derrumbaron sus sueños.

Joao Rodríguez: sorprendió verlo adquirido por el Chelsea, luego de ser la figura tricolor en un sudamericano sub 15. Sin embargo, ese traspaso le hizo más mal que bien y al regresar a Colombia, no hizo pie. Luego de jugar en equipos como el Bastia, Vitória Setubal y St Truiden, al hijo del ‘Willy’ Rodríguez le tocó volver al país para enrolarse a Cortuluá.

Andrés Tello: Se puede decir que este volante se está asentando en el calcio italiano, donde actúa con Empoli. Sin embargo, el exfutbolista de Envigado viajó a Europa para ser parte de la Juventus, pero su nivel no le ha dado para ser parte de la ‘Vecchia Signora’. En el actual club tampoco es titular.

Alexis Zapata: Flamante refuerzo de Millonarios, en Italia no pudo hacerse con un nombre en la Serie A, donde solamente disputó un partido. En Perugia, de la Segunda División, tuvo un puñado de encuentros pero sin regularidad. Por eso pegó la vuelta.

Rafael Santos Borré: el exjugador del Deportivo Cali era considerado uno de los mejores delanteros en el fútbol colombiano (sino el mejor). Sin embargo, adquirido por Atlético Madrid y cedido al Villarreal, la ‘máquina’ apenas si ve acción en los minutos finales de los partidos menos relevantes.

Johan Mojica: se fue a los 20 años al Rayo Vallecano, donde jugó poco y nada. Su mejor momento fue en Valladolid, en la Segunda División, nivel que le dio para llegar a la Selección Colombia de mayores. Pero, ni en la tricolor, ni en los equipos ibéricos, dio la talla. Hoy, hace parte del Girona, club de la B.

Brayan Perea: El ‘coco’ no era de los delanteros más queridos en el fútbol colombiano, pero aún así dio el salto a la Lazio de Italia. Luego de presentaciones sin mucho rubor, se fue a la B para ser parte del Perugia. Luego, incursionó en la liga de Francia, con Troyes, y hoy hace parte del Lugo, de la segunda división de España.

Miguel Borja: sí. El jugador de moda del fútbol colombiano también fracasó en Europa. Luego del campeonato sub 20 del 2013, el exgoleador de Nacional fue aprobar suerte en Livorno. Su producción fue paupérrima, ocho partidos, cero goles. Hoy es el mejor jugador de América y espera ratificarlo en Palmeiras.

Jherson Vergara: Jugador con buen porte físico, que saltó al Milan muy joven, pero nunca pudo encontrar regularidad. Luego de pasar por Parma, Avellino y Livorno, hoy en día juega en Arsenal Tula, de la Liga Premier de Rusia.

Juan Fernando Quintero: Jugó el Mundial del 2014 y hoy es uno de los mejores del fútbol profesional colombiano. Sin embargo, su recuerdo europeo no es el mejor. Actuó en el Pescara de Italia, donde mejor le fue. Por ello, Porto lo compró en 10 millones de dólares, pero en Portugal no se hizo con la titular. Fue cedido al Rennes de Francia y tampoco anduvo de la mejor manera.

Héctor Quiñones: lateral del Junior de Barranquilla y antes en Millonarios, a los 20 años pasó a Porto, en el que hizo parte del equipo B y no de las mayores. Luego, prestado a Peñafiel, terminó su carrera europea por ahora.

Michael Ortega: uno de los casos más tristes de los últimos años. Aunque pasó a Atlas de México antes de llegar a Europa, pasó a Bayer Leverkusen de Alemania donde ni fu, ni fa. Luego, en el Bochum de la Bundesliga 2, tampoco se hizo con un nombre y hoy hace parte de Once Caldas, aunque sin recuperar el nivel.

Jugadores como John Córdoba, Duván Zapata, James Rodríguez y Jackson Martínez llegaron a Europa con otro bagaje, haciendo paso previo por México o Argentina. Esa escala les dio la madurez necesaria para triunfar en el viejo continente. Ellos sí cumplieron el sueño, para los otros fue una pesadilla.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo