“Tenemos nuestra propia tragedia”: ellos no se conmueven con Chapecoense

La tragedia que enlutó al mundo al parecer no movió ni una cifra en algunos brasileños, que lo obligarían a jugar con juveniles.

Por Román Gómez

El trágico accidente dejó en conmoción al mundo. Todos se vistieron de verde. La torre Eiffel, Wembley, el estadio de Múnich, el Cristo Redentor, el obelisco de Buenos Aires, la Torre Colpatria… todos se iluminaron para rendir homenaje a las víctimas del vuelo de LaMia, que se estrelló contra el cerro El Gordo, en Antioquia. Los homenajes no se detienen todavía. Algunos equipos solicitaron a sus respectivas confederaciones jugar con el uniforme del equipo brasileño; otros simplemente se vestirán de verde.

Sin embargo, por insólito que suene, no todos son solidarios con Chapecoense. Más sorpresivo aún, que esos que le dan la espalda al dolor de todo un continente, sean de Brasil. Es el caso de Internacional de Porto Alegre, que con la amenaza del descenso a cuestas, pretende que la última fecha del Brasileirao se dispute en tiempo y forma, es decir, el domingo 4 de diciembre. Las palabras del vicepresidente del club, Fernando Carvalho, hicieron eco a la vez que indignaron.

“Tenemos nuestra tragedia particular, que es irnos al descenso. Esa postergación de la fecha ciertamente va a ser perjudicial”.

Carvalho no fue el único que no se solidarizó con la tragedia de Chapecoense. El vicepresidente del club de Chapecó, Iván Tozzo, reveló que el presidente de la Federación Brasileña de Fútbol, Marco Polo Del Nero, instó al enlutado club a disputar su partido ante Atético Mineiro, el próximo domingo a las 2:00 de la tarde (hora colombiana).

 

Del Nero: Hay que jugar ese partido. Tiene que ser una gran fiesta.

Iván Tozzo: No tenemos once jugadores.

Del Nero: Sí, tienen, tienen jugadores que se quedaron, tienen juveniles. No importa quien juegue.

 

Finalmente, a pesar de la idea del mandamás de la CBF, primó el sentido común y la jornada se disputará el 11 de diciembre. No obstante, contrario a los actos de egoísmo mencionados, el presidente del Atlético Mineiro, Daniel Nepomuceno, afirmó que su equipo no irá a Chapecó para jugar frente al equipo diezmado y afirmó que prefiere perder por no presentación, que irrespetar el dolor de esa comunidad.

En Colombia también hubo repercusiones negativas. Aunque no se determinó de qué clubes salió la idea, en la jornada del jueves se corrió el rumor de que algunos equipos no estaban de acuerdo con la propuesta de Atlético Nacional en la que cedía el título de la Copa Sudamericana, ya que de ser así, Colombia no podría ganar un cupo más en la próxima Copa Libertadores.

Los equipos que anhelaban un título verdolaga para aspirar a clasificar de carambola eran Santa Fe, Junior y Deportivo Cali, aunque jamás se ratificó que de estos clubes hubiera nacido la idea de disputar finalmente el partido decisivo. Inmediatamente, el presidente Jorge Perdomo salió a ratificar la postura de Dimayor, que no es otra que la de avalar la proposición de Nacional.

“Renunciar a la titularidad de una Copa y a las connotaciones que eso lleva eventualmente generaría un cupo adicional para un equipo colombiano. Lo que ha hecho Nacional refleja la forma de pensar de un grupo económico y un equipo que ha dejado muy en alto los colores de Colombia. Por supuesto lo enaltece”.

No se sabe cuando volverá a la actividad Chapecoense, aunque uno de los jugadores que no viajó, el argentino Alejandro Martinuccio, sugirió que el equipo no debería disputar ningún partido hasta 2017. Es lo más loable, aunque algunos no se hayan puesto la camiseta del dolor y hayan preferido sus intereses particulares. Triste.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo