"El sueño acabó": Directiva del equipo Chapecoense

Todo empezó en la tarde del lunes, tomando el camino a la gloria, pero terminó horas más tarde convertido en la tragedia más dolorosa que haya tenido que enfrentar el fútbol sudamericano en los últimos tiempos.

Por Publimetro Colombia

Diecinueve jugadores del equipo brasileño Chapecoense, junto a 28 técnicos, 21 periodistas y 9 miembros de la tripulación, salieron a cumplir un sueño que durante muchas décadas vieron imposible y que ahora estaban a pocos días de alcanzarlo, disputando el partido de ida en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.

Desde Bolivia, tomaron un avión de la empresa Lamia para jugar el miércoles un vibrante choque frente a Atlético Nacional, en el que disputarían la final de la Copa Sudamericana.

Sin embargo, a 17 kilómetros de la pista del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, en la intersección entre La Ceja y La Unión, municipios aledaños, la aeronave impactó contra el cerro El Gordo, causando la muerte de 71 pasajeros. De 77 que abordaron el vuelo, solo seis lograron sobrevivir.

“El sueño acabó esta madrugada”, dijo el presidente del Consejo Deliberativo del Chapecoense, Plinio Davis de Nes Filho.

Y agregó: “Existen amigos de toda una vida que estaban en ese vuelo. Nos parece muy difícil que hayan sobrevivido. No era apenas un grupo de respeto mutuo, era un grupo familiar”.

Recordó que antes de embarcar “ellos decían que iban en busca de volver ese sueño realidad. Y el sueño acabó esta madrugada”.

Unos pocos lograron salvarse. Alan Ruschel, Jackson Follman, y Helio Neto, los únicos tres deportistas que lograron salvarse. los otros sobrevivientes son el periodista Rafael Valmorbida Henze, la auxiliar de vuelo boliviana Ximena Suárez y el técnico de la aeronave Erwin Tumirí.

El rescate de 71 cuerpos

En la tarde de este martes terminó la operación de rescate de quienes fallecieron en el accidente aéreo de Chapecoense.

“Siendo las 3 de la tarde se da por terminada la operación de búsqueda y rescate de las personas que venían en el vuelo accidentado la noche anterior en el departamento de Antioquia. El balance es de 6 personas heridas y 71 personas fallecidas, para un total de 77 personas”, afirmó el Director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez Pérez.

Márquez destacó que esta ha sido una de las operaciones más rápida que han ejecutado, coordinada como sistema con logística aérea, terrestre, con maquinaria y con un gran equipo humano.

Las autoridades también informaron que en el vuelo venían 77 pasajeros y no 81 como inicialmente aparecía en los registros. De ese total, 71 perdieron la vida.

Desde la zona de la tragedia informaron que después de cotejar los listados de embarque de los pasajeros se estableció que el total de personas que viajaban a Colombia era de 77 pasajeros y no de 81 como inicialmente se había indicado.

Los listados reportan que el vuelo fue abordado por 68 pasajeros de origen brasilero y 9 tripulantes de origen boliviano.

Adicionalmente se conoció que 4 personas que eran contabilizadas dentro de las víctimas fatales no abordaron la aeronave y son: Luciano Buligon, alcalde de Chapeco, la ciudad sede del equipo Chepecoense; Plinio Nes Filho, dirigente del Chapecoense; Gelson Merisio, diputado de Santa Catarina e Iván Carlos Agnoletto, periodista.

En Brasil todos lloran


Brasil amaneció consternado por la muerte de los miembros de este club de fútbol que sorprendió al continente con una carrera meteórica que lo llevó a las puertas de su primera final de un torneo internacional.

El siniestro, una de las mayores tragedias aéreas deportivas ocurridas hasta ahora, conmocionó al fútbol mundial y provocó manifestaciones de solidaridad de Gobiernos y organismos internacionales.

Esta sería la primera final en un torneo internacional en los 43 años de historia de un humilde club, que en las últimas cuatro temporadas ganó millones de admiradores en Brasil por haber ascendido desde la cuarta hasta la primera división y haber llegado a una final continental.

El presidente de Brasil, Michel Temer, decretó tres días de luto oficial y accionó a la Fuerza Aérea y a la Cancillería para prestar ayuda a los familiares de las víctimas.

“El Gobierno hará todo lo posible para aliviar el dolor de los amigos y familiares del deporte y del periodismo nacional”, aseguró el presidente brasileño en un comunicado.

El Ministerio de Defensa puso a disposición cuatro aviones, entre ellos un carguero Hércules que está en la ciudad amazónica de Manaos a la espera del rescate de los cuerpos para poder repatriarlos.

La Cancillería informó de que Brasil también le ofreció a Colombia el envío de equipos especializados en el rescate, la identificación, el transporte de víctimas y la investigación de este tipo de accidentes.

“Para nosotros fue un hecho muy triste y lo único que podemos hacer, lamentablemente, además de orar, es tomar medidas para darle apoyo a las familias”, afirmó Temer.

La solidaridad movilizó a todo Brasil y ubicó el hashtag #ForçaChape”, el último mensaje en Twitter del Chapecoense, en el más replicado no sólo en el país sino en todo el mundo.


Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo