¿Barranquilla debe seguir siendo la sede de la Selección Colombia?

La polémica se reflotó luego del 2-2 ante Uruguay. La temperatura no pesa, la grama no responde e incluso Pékerman pone el grito en el cielo.

Por Publimetro / RG

La Selección Colombia clasificó a los últimos cuatro mundiales en los que estuvo jugando como local en Barranquilla. Por esto, la ‘Arenosa’ recibió el mote de ‘la casa de la Selección’. Sin embargo, aquellas épocas de finales de los 80 y toda la década de los 90 se jugaba con futbolistas que en su mayoría actuaban en el rentado local. Hoy en día la situación es diferente.

La mayoría de los jugadores de la ‘tricolor’ actúan en el exterior, sea en Europa   o en otras latitudes, con climas diferentes a lo que se vive en el Atlántico. A favor de Barranquilla, Pékerman apostó por esta sede y logró meter a Colombia en el mundial de Brasil 2014. Pero, lo que antes era un romance, hoy no lo es. El DT criticó el césped del estadio Metropolitano antes y después del juego ante Venezuela. Esta semana, ante Uruguay, el campo pareció mejor pero la lluvia evidenció que por debajo continuaba con muchos problemas.

La temperatura tampoco ayudó en demasía a lo largo de esta eliminatoria. Contra Perú, los fatigados fueron los locales. Contra Argentina se perdió y ante Uruguay, los que históricamente más les afectaba el calor costeño, se empató 2-2 de manera agónica. Por estas razones, el debate volvió a instalarse: ¿Barranquilla debe seguir siendo la casa de la Selección?

Ante el revuelo que se armó en las redes sociales una vez terminó el partido versus los uruguayos, PUBLIMETRO preguntó en las diferentes regiones, a periodistas especializados, si consideran que la Selección debe mantenerse en Barranquilla, o si por lo contrario, la sede debe ser rotativa, como ocurre en Argentina, Brasil o Venezuela. El primer consultado fue un local en la ‘Arenosa’, Fabio Poveda de BLU Radio y el Canal Caracol, quien como buen costeño, defendió su patio y considera que la sede debe seguir siendo el Metropolitano.

“No debe haber ni siquiera un ápice de duda. Barranquilla ha respondido. Es cierto que la cancha no estuvo en buen estado para el partido ante Venezuela, pero sí para Uruguay. Pero ante tanta lluvia no hay drenaje que aguante. La temperatura acá siempre va a ser ayuda. Si el argumento es que los jugadores no juegan acá, entonces Ecuador no debería jugar en Quito. Si es así, tampoco pensemos en Bogotá, ni en Medellín, porque hay altura”.

En Medellín, por su parte, Luis Arturo Henao de FOX Sports Colombia, cree que si bien Barranquilla ha sido una buena plaza, no sería descabellado pensar en sedes rotativas. ‘Pasear’ a la selección por todo el país es una alternativa que para el estadista no podemos menospreciar.

“El calor es una ventaja, pero me parece que a veces es contraproducente porque nos valemos solo de la humedad y no sabemos si tenemos una gran selección o no. No sería descabellada la opción de rotar, porque lo más importante es tener una buena selección”.  

En Cali, Francisco ‘Pacho’ Vélez, locutor de RCN, le da el aval a Barranquilla siempre y cuando el asunto de la grama se solucione, porque de no ser así, el principal perjudicado es el combinado tricolor.

“Si no tenemos una grama en condiciones, vale la pena contemplar alternativas. De resto, yo no cambiaría a Barranquilla, pienso que es la sede ideal. El escenario sigue siendo el idóneo para la Selección”.

Además de los periodistas calificados, un exintegrante de la Selección Colombia, como el defensor Carlos Valdés, hoy en ESPN, opinó sobre la situación de Barranquilla y habiendo sido parte del proceso Pékerman, le da su respaldo al Metropolitano.

“Mientras esté Pékerman, la sede seguirá siendo Barranquilla. En eliminatorias hay que jugar tratando siempre de sacar ventaja. Es adecuado e ideal seguir jugando ahí. El calor es para los dos, pero siempre va a costarle mucho más a los rivales que a los colombianos, por más de que los nuestros jueguen en Europa”.

En los puntos cardinales del país, seguir en Barranquilla no disgusta, aunque desde muchos lados exigen presentar las garantías necesarias para que la Selección muestre su mejor versión. Las sedes en la eliminatoria no se pueden modificar tres meses antes del encuentro, por lo que ante Chile se jugará sí o sí en el Metropolitano Roberto Meléndez. Si se pierden puntos, la sede podría cambiar en marzo, y aunque esta alternativa no se está contemplando todavía, algunos la han barajado y no sería extraño que pasara.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo