"Yo solo podía tomarme dos botellas de whisky": Daniel Torres

El jugador colombiano se confesó en España y reveló todo el drama que vivió en una oscura etapa de su carrera con la indisciplina y el alcohol.

Por Publisport / RM

Aunque es bien sabido que el volante Daniel Torres superó todos los problemas personales que tuvo que vivir hace algunos años, en España su nivel futbolístico y su actualidad han llevado a que la prensa se interesen mucho más por su vida y por eso el Diario El País lo ha entrevistado para conocer de su propia boca lo que ha sucedido con su carrera deportiva.

Su origen, la situación familiar, las lesiones y todo tipo de circunstancias que tuvo que pasar Torres fueron el centro de la entrevista realizada por el medio ibérico: Mi época más irresponsable fue entre 2010 y 2011. No tuve orientación. Mis padres son de Cáqueza, un pueblo de las montañas de Cundinamarca. Yo de niño me tuve que ir solo para Bogotá, a la cantera del Santa Fe. Viví en un hotel, en una casa-hogar, en lo de una tía. Hice cuentas y viví en ocho lugares diferentes, con mucha sinceridad y arrepentimiento el volante de la selección Colombia afirmó que el whisky fue su mayor vicio cuando empezó a recibir un buen salario y tener comodidades a su llegada a Bogotá y a Santa Fe: Empecé a tomar whisky. Yo solo podía tomarme dos botellas. Se me notaba en la cara y en el tufo. Pero al otro día entrenaba con normalidad.

El ritual de salir descalzo al terreno del Camp Nou en su tercer juego de Liga Española llamó la atención, motivó videos y preguntas sobre la razón por la cual hacía esto, pero para llegar a este punto de reflexión el jugador tuvo que vivir situaciones complicada: En Santa Fe me perdonaron unas ocho veces con prueba de alcoholemia positiva. El doctor y el presidente me lo pasaban. Hasta que llegó un técnico en 2011 y me sentó. Seis meses estuve sin jugar.

La salida de Santa Fe a Nacional parecía un nuevo comienzo para el jugador, pero fue algo que lo afectó aún mas porque no rindió y su futuro estaba en un club de menor importancia y el presidente de Santa Fe, César Pastrana, lo volvió a llevar al club ‘cardenal’: No sabía qué iba a ser de mi profesión; había perdido a mi esposa y a mi hijo; me estaba quedando sin fútbol; los medios hablaban muy mal de mí: me llamaban borracho. Estaba afectando a mi familia.

El renacer de Torres para el fútbol fue en Bogotá y con el equipo que le dio el reconocimiento que ya había perdido: Conocí a Dios. Decidí entregarle mi vida al Señor y utilizarla para poder glorificarle, honrarle y llevar el mensaje a donde él me pusiera. En enero me llamaron para decirme que me quedara en Santa Fe y regresé con mi esposa, en ese momento apareció la persona que llevó a Torres por el camino correcto: Mi vida ya fue totalmente diferente. Cuando tuve esa situación desastrosa comenzó a influirme Sandra Merino… Ella era la suegra de Camilo Vargas, el arquero de Santa Fe, y un gran amigo mío. Él me la presentó y ella comenzó a hablarme de la palabra de Jesucristo. Pero yo no le hacía caso. Hasta que me encontré tan mal que cogí una Biblia y me dije: ‘Voy a experimentar, a ver qué ofrece’.

En la entrevista Daniel habló de lo que logró la influencia y el liderazgo espiritual de Merino en la plantilla de Santa Fe para cambiar la historia, su historia y lo que ha logrado hasta ahora. Tanto así que Torres pasó al Independiente Medellín, fue llamado a la selección Colombia, se destacó y ahora está en la Liga más importante del mundo y enfrentando a los mejores. Pero el tema de los pies descalzos y lo que el nacido en Cáqueza hace cada vez que tiene un partido tenía intrigados a los españoles y se los explicó: La Biblia nos dice que si salimos descalzos tomamos posesión del lugar que pisamos para que el Señor pueda obrar allí. Yo no salgo a caminar descalzo para obtener un resultado deportivo, sino porque sé que en el momento en que piso el campo descalzo la presencia de Dios está allí. Y sucederá lo que Dios quiera, además el jugador del Alavés dijo que hará su ritual en todos los campos de la Liga de España porque es lo que hace siempre en los nuevos lugares que conoce, entre ellos los estadios de sus rivales.

De forma sorpresiva, pero con la seguridad que le da su fe, Torres apuntó a grandes objetivos: “Yo juego por ser campeón de Liga y de Copa. Decir que jugamos por la permanencia es como caminar de espaldas: si no miras hacia adelante te tropiezas con los obstáculos. Dicen que estoy loco. A veces hacen falta locos para que se cumplan las cosas. Yo en 2012 necesité de una loca. La loca era la señora Sandra. ¿Quién iba a creer que una cosa así sucedería? A partir de ahí Santa Fe ganó cinco títulos consecutivos”, afirmó el jugador que actualmente es sensación, no precisamente por ser mediático ni polémico.

En la entrevista Torres habló de Messi, del juego con Barcelona, de su debut con Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, todo lo normal que puede contarle un futbolista a los medios y aficionados en una entrevista en sus primeras experiencias de fútbol europeo, sin embargo la historia de Daniel Torres es diferente y con sus palabras se está ganando un lugar en el fútbol internacional, así como lo ha hecho en Colombia: “Cuando era muy joven me encontraba a los jugadores famosos y decía: ‘Yo no voy a pedirle fotos; más adelante ellos me pedirán una foto a mí’”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo